Taxistas agreden e impiden que familia aborde un Uber

Estados 28/11/2015 00:24 Raúl Torres / Corresponsal Guadalajara Actualizada 02:50
Guardando favorito...

Mientras en el Congreso de Jalisco sigue atascada una iniciativa enviada por el gobernador Aristóteles Sandoval, para regular plataformas digitales de autos de alquiler, como Uber, los taxistas de la Zona Metropolitana de Guadalajara siguen impidiendo que algunas personas puedan utilizar este servicio sin que la autoridad intervenga.

Circula en redes sociales un video en el que taxistas de la Central Camionera de esta ciudad impidieron que una familia abordará un auto de Uber argumentando que éste no podía recogerlos ahí.

En el video se observa que en cuanto el auto llega varios taxistas lo rodean para intimidar al chofer; después, una mujer se acerca con los taxistas y les dice que efectivamente se trata de un chofer de Uber, pero que es su familiar y ha ido a recogerlos.

Malos tratos. Los taxistas exigen que la mujer compruebe el parentesco con el chofer para dejarlos subir, pero cuando observan que un hombre los está grabando, se dirigen hacia él y de un manotazo lo obligan a bajar el teléfono celular, pues según ellos, es ilegal que los graben.

Ante la intransigencia de los choferes de alquiler, la familia debió alejarse a pie de la Central Camionera para poder abordar el auto que había contratado.

En octubre pasado ocurrió un incidente similar, cuando un grupo de taxistas agredieron, con palos y piedras, a un chofer de Uber en la ciudad.

El conductor de la aplicación digital brindaba servicio en la inmediaciones de la Nueva Central Camionera y tras el ataque, los usuarios fueron a resguardarse, mientras que el chofer abandonó el auto y también se fue de la zona.

La iniciativa que presentó el gobernador Aristóteles Sandoval al Congreso del estado, en septiembre pasado, ha sido criticada por el Observatorio de Movilidad y Transporte creado por el propio gobierno del estado, pues, en su opinión, tal como está, es excluyente y protege intereses privados.

La propuesta incluye, entre otros puntos, el de cobrar una cuota anual a los conductores, además de prohibirles prestar el servicio en bases o matrices, como sucede con los taxis amarillos.

Por su parte, Uber considera que de ser aprobada la regulación en los términos enviados por el Ejecutivo, se limitaría la libertad de los usuarios para elegir su medio de transporte.

 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios