2

Los niños cambian, la televisión se estanca

Poco a poco, los canales abiertos han abandonado los shows infantiles debido, en gran parte, a que han dejado de ser un buen negocio y tienen poco rating
Luz Clarita fue una delas telenovelas que surgieron del proyecto que encabezó Rosy Ocampo en Televisa en los 90 (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
14/12/2015
00:17
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

En la televisión mexicana las barras infantiles han vivido varias épocas. En todas ellas, hasta ahora, siempre había estado presente Chabelo.

TVO, por ejemplo, marcó una etapa en la que además de programa, se comercializaban discos, tres en total y que alcanzaron la certificación de Oro por sus ventas. Algo similar ocurrió con Gaby Rivero que también obtuvo premios musicales y el reconocimiento de los niños con su voz.

Patricia Arriaga, quien hace años creó la barra infantil de Canal Once así como de series como El Diván de Valentina y recientemente KIN, dedicados a los niños, ha comentado a este medio que en efecto, la baja en el flujo de publicidad de alimentos chatarra en la televisión dedicada a niños ha provocado que dejen de ser negocio. “El cuestionamiento es, como televisoras que tienen una concesión, sÍ pueden abandonar ciertos públicos. ¿Es su obligación atenderlos?, ¿no lo es? Es un debate y no tengo la respuesta”.

Ha referido que uno de los grandes problemas de la televisión actual es su superficialidad.

Por otro lado, Rafael Vieyra, quien ha sido profesor de la materia de Televisión en la Escuela de Periodismo Carlos Septién así como investigador de medios electrónicos señaló que el programa de Chabelo ya no es vigente en el público de hoy.

“Los concursos se dirigen a la competencia individualista y no colectiva, vacía y sin substancia social. La idea del programa (de Chabelo) está dirigida sólo al éxito, el fracaso no retribuye experiencias que enriquezcan, a diferencia de televisoras como Canal Once, cuyos programas tratan de llevar otros contenidos y aportar actividades lúdicas”, señaló.

El programa de Chabelo tendrá su última emisión este 20 de diciembre. Sobre su salida, la productora de Televisa, MaPat, comentó recientemente a este medio:

“Es un ciclo, y finalmente hay que renovarse siempre, Chabelo nos ha dado la vida, nos ha dado muchos años de su vida y también merece hacer otras propuestas y cambiar porque el mundo cambia y nos tenemos que mover todos, incluso él”.

MaPat fue productora de una de las telenovelas infantiles más exitosas en la televisora, Luz Clarita (1996) que se exportó a 110 países.

Esto desembocó en la creación de una barra dedicada a los niños en el Canal de las estrellas bajo la dirección de Rosy Ocampo. Se llamó Televisa Niños (1998), donde surgieron telenovelas como Gotita de Amor, El diario de Daniela, Alebrijes y Rebujos, entre otras dedicadas exclusivamente a los niños en un horario de las 16:00 horas de lunes a viernes.

Fue aquí, por ejemplo, donde se dio a conocer Belinda.

Final triste. La barra infantil de telenovelas terminó en 2005. En aquel tiempo la razón que dio Rosy Ocampo fue bajos números de rating.

Aún se produjeron de forma esporádica historias como Atrévete a soñar con Danna Paola y Lola, érase una vez protagonizada por Eiza González. Recientemente el productor Juan Osorio también apostó por una historia en donde los niños jugaban pieza importante, Mi Corazón es tuyo. Pero no era de corte infantil.

Para Fernando, el público infantil pese a que ha cambiado sus formas de consumo, no debería ser olvidado. “A los niños les deberíamos presentar una oferta televisiva más amplia, concursos para niños, comedia para niños, magazine para niños. Estos programas de Chabelo son sólo una de las posibilidades pero debería haber más. Los otros países se siguen desarrollando y nosotros nos hemos quedado con ofertas televisivas de hace muchos años y los niños van cambiando.

Mantente al día con el boletín de El Universal