Las muchachas del club desean olvidar la tristeza

En la puesta en escena, tres viudas se plantean cómo deben comportarse ante el duelo por la pérdida de sus esposos

La historia transportará al público en una continua reflexión sobre la existencia y nos dará diversas visiones de un mismo conflicto (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 11/05/2016 00:09 Gerardo M. Arriaga Actualizada 00:09

[email protected]

Aída (Helena Rojo), Lucía (Julissa) y Doris (Norma Herrera y Lucero Lander) son tres amigas cuyos maridos “han pasado a mejor vida”, lo que hará que cada una de ellas se cuestione cómo llevar su duelo y continuar.

Las muchachas del club transportará al público en una continua reflexión sobre la existencia y nos dará diversas visiones de un mismo conflicto.

Musicalizada con baladas, boleros y chachachá, la historia se desarrolla entre la casa de Aída y el cementerio. Durante la obra, la introspección las lleva a preguntarse: ¿Y qué sigue? ¿Debo continuar con mi vida? ¿Debo guardarle “amor eterno”? ¿Me podré enamorar nuevamente? ¿Encontraré a alguien más? ¿Es necesario seguir yendo al camposanto?

La extrovertida Lucía, que se compra ropa y zapatos con el dinero que recibe de su infiel y difunto Memo, es quien comienza con la negativa de tener que reunirse, periódicamente, para ir al panteón.

Por su parte, Doris no termina de cerrar ciclos y comprender que su Beto “un hombre maravilloso que se fue demasiado pronto”, ya no está con ella, por lo que cualquier cosa es suficiente para recordarlo y lanzarse a su lápida y pedir: “Llévame ya”.

Aída es la más centrada y piensa que debe dejar ir el pasado. En una visita a la tumba de Polo, le confiesa: “Si no te vengo a visitar el mes que viene, no te vayas a enojar”. Ella no descarta la idea de “volver a escribir un libro nuevo”.

El personaje de Helena Rojo hace una sentencia, la cual alude a la necesidad del humano de tener afecto, de sentirse acompañado, de amar.

“¿Qué hemos hecho, Doris? ¿Sabes cuánto tiempo hemos pasado en el cementerio? A veces, ¿no te gustaría tener a alguien así como ‘nuevo’?”

En la trama, Aída conoce a Samuel (Benny Ibarra), otro viudo del que se enamora como una jovencita. Sin embargo, no todo es “caramelo” y éste la cambia, debido a un malentendido, por Mónica (Elizabeth Guindi).

A la función especial del pasado domingo y donde anunciaron la integración de Benny Ibarra a esta puesta en escena, asistieron la actriz Erika Buenfil y el actor Erick Elías. Sobre la obra, la regiomontana felicitó a todos los miembros que la conforman.

“Como siempre agradecida por esta invitación. Orgullosa, honrada, feliz de verlas, de verlas trabajando, de hacerme reír, de disfrutar esta obra”.

Elías añadió: “Nos han hecho pasar un rato divertidísimo”.

Las muchachas del club se presenta bajo la dirección de Salvador Garcini en el Teatro San Jerónimo Independencia, con funciones los domingos en dos horarios, 17:30 y 19:30.

Temas Relacionados
Las muchachas del club

Comentarios