El perro que asustó a Javier Cámara

El actor cuenta su experiencia con el can en 'Una sonrisa a la vida', que estrena hoy

Ricardo Darín y Javier Cámara protagonizan un drama de despedida, donde un can es el eje motor de la historia (CORTESÍA)
Espectáculos 08/04/2016 00:10 César Huerta Actualizada 00:10

[email protected]

Madrid.— Javier Cámara se revuelve un poco nervioso sobre su silla y ríe antes de reconocer: “Los perros no me gustan tanto, fue Ricardo quien los ama y el que dijo: no te preocupes, en mi familia siempre hemos tenido y, desde el primer día, así trabajamos”, comenta.

El actor español de Hable con ella y Los amantes pasajeros, considerado uno de los más talentosos de su generación, habla así de Una sonrisa a la vida, que estrena hoy en cines.

Junto con el argentino Ricardo Darín (El secreto de sus ojos) interpretan a dos amigos de la infancia que se reúnen después de muchos años.

Acompañados por un perro, pasan días inolvidables, pues uno de ellos morirá por una enfermedad.

“Es un drama familiar, lleno de emociones, de amigos, pero si estamos en la historia, es el drama de un perro que se va a quedar solo y su amo no quiere verlo sufrir”, señala Cámara, durante la presentación del filme a medios internacionales.

“El set era por completo una locura: Cesc (Gay, el director) es catalán, Ricardo es argentino y yo de La Rioja, era una historia de emociones, de llorar y llorar, pero Cesc no quería emociones”, dice divertido.

El trabajo de Cámara y Darín en Una sonrisa a la vida fue reconocido en el pasado Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde compartieron el premio a Mejor actor.

También se alzaron con el premio Goya en su categoría, junto con el de Mejor película.

“Es una película que transmite eso a la gente, que gusta, desde el primer día estaba viendo qué aprenderle a Ricardo, cómo caminaba y es un monstruo de actor, de entrada, controlaba al perro”, bromea.

“Genera un buen ambiente, su trabajo no sólo es actuar, sino hacer que haya otra cosa, pasársela bien, aunque sea una cag...”, expresa.

Con mas de 50 trabajos cinematográficos, Cámara se da tiempo para atender a la prensa. Les sirve agua o les lleva café. Nada que lo haga ver como uno de los más reconocidos en su país y el extranjero.

“Una cosa es que no cuentes tu intimidad, con quien te acuestas o si tienes un dolor de cabeza, pero el ayudar es algo que me inculcaron.

“Mi madre se sentiría muy mal sino hago esto; me he criado en un ambiente donde cuando alguien iba a mi casa era muy bien atendido, así hay que ser; es cansado que a uno como actor siempre lleven cosas”.

Por eso se le cree cuando ayuda a su mejor amigo, en el filme.

Comentarios