20 | MAR | 2019
Joaquín Cosío da vida a un capo, mientras que Luis Roberto Guzmán es un asaltante en el filme de Noé Santillán (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)

Actores confiesan que han “robado”

09/01/2017
00:01
César Huerta
-A +A
El elenco y director de Pura sangre (cint a de acción sobre un asalto al hipódromo) recuerdan travesuras de su infancia

[email protected]

Purasangre es una película mexicana de acción donde sus protagonistas asaltan el hipódromo y luego se la passan huyendo de la mafia y la policía. Irónicamente, estuvo a punto de no ser vista debido al robo domiciliario que sufrió su director.

Resulta que el filme acababa de terminarse y alguien aprovechó la salida por 15 minutos del realizador Noé Santillán López, para meterse al que era su departamento y llevarse cámaras, computadora y joyería.

“No se dieron cuenta que ahí (en el departamento) estaba el back up (respaldo) de la película y uff, qué bueno”, recuerda el cineasta.

Purasangre es su segundo filme después de Una última y nos vamos.

Para la nueva aventura hecho mano de Luis Roberto Guzmán, Mauricio Argüelles, César Rodríguez, Adrián Vázquez y Ruy Senderos para los asaltantes; Joaquín Cosío en el papel de capo y Hernán Mendoza como policía.

“Hay tres historias al mismo tiempo: la del poli, la del ladrón y la de la verdad, aunque no se sabe cuál va a ser cuál”, apunta. En la cinta todos los personajes se mantienen en movimiento, corriendo por lugares como un segundo piso del Circuito Interior, calles y, por supuesto, con alguna explosión y balas de por medio.

“Noé nos hizo correr todo el día, unos 20 kilómetros, comenzábamos por la mañana cerca de un metro, luego cruzábamos, luego más... una aventura”, rememora Argüelles.

Purasangre fue producida por Época Films y Martha Higareda, con guión de Francesco Papini. Cuenta con cientos de cortes de edición para dar movilidad a las escenas de acción.

Y antes del lanzamiento comercial, parte de su elenco y el director, responden preguntas alusivas a la temática del largometraje.

¿Algunas vez has robado algo, así sea una moneda a tu mamá?

Luis Roberto Guzmán: De niño, a veces con mi madre cuando pasábamos al súper, me comía las golosinas ahí mismo y no me podían acusar (risas).

César Rodríguez: No, aunque sí de niño estuve en un centro comercial y a los amiguitos con los que iba se les hizo fácil robar un Bubulubu de la farmacia, se salieron y yo con ellos, de cierta manera fui cómplice.

Mauricio Argüelles: Dulces.

Noé Santillán López: Me encantan los Legos y tenía como 10 años cuando, en una tienda de juguetes, abrí una caja, saqué el mago que me faltaba y me lo llevé. Me sentí tan mal que ya no sé ni dónde quedó.

Si pudieran ¿qué robarían?

LRG: Un corazón, apañarlo y no dejarlo ir jamás.

CR: Entrar a un sistema que me pudiera conseguir viajes gratis (risas).

MA: Por un día, la Copa del Mundo. Soy futbolero y tenerla un día para la foto y saber que fue la misma que cargaron gente como Maradona (Diego Armando, argentino campeón en el mundial de México 1986) sería lo mejor de todo.

NSL: Un velero de esos que tienen los millonarios, darme vuelta como de un mes y devolverlo (risas).

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios