Dos genios se reúnen en el Palacio de Bellas Artes

Peter Greenaway visitó la exposición de Serguéi Eisenstein en el DF

Estrena su más reciente largometraje, Eisenstein en Guanajuato (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 20/01/2016 00:13 Alida Piñón Actualizada 00:20

[email protected]

Peter Greenaway, destacado director de cine, recorrió la sala dedicada a los dibujos erótico-pornográficos de Serguéi Eisenstein, que se exhiben dentro de la exposición temporal Vanguardia rusa. El vértigo del futuro que se presenta en el Palacio de Bellas Artes.

En el marco del estreno de su más reciente largometraje Eisenstein en Guanajuato, acudió al recinto para ofrecer una visita guiada por la sala en la que se encuentran los dibujos provenientes de la colección del Museo Estatal del Hermitage de San Petersburgo, considerados raros para su época.

Algunos de los dibujos son A los corazones de Verlaine y de Rimbaud (1931), Seducción del soldado Gabriel, Rumor, Sobre una mesa de vidrio, Vista inferior y Corrida creados en 1931, año en el que rodó la película ¡Que viva México!

“Eisenstein fue a Guanajuato porque quería ver a las momias, cuando regresó a la ciudad de México volvió a filmar e hizo la clase de dibujos que hoy vemos en esta exposición. Practicó el dibujo durante ocho años y su estancia en México renovó ese interés”, dijo.

Añadió que los dibujos son una provocación y una exploración de su propia líbido.

“Eisenstein era homosexual y creo que estas obras fueron un intento por impactar a la burguesía. En un viaje que hizo de California a México, guardó muchos en su maleta, cuando llegó a la aduana los descubrieron y se metió en muchos problemas; pero creo que no fue por su naturaleza pornográfica, sino porque consideraron que eran sacrílegos, combinaban el erotismo con el anticatolicismo. Ser anticristiano y pornográfico fueron características de su personalidad que enojó a mucha gente. Eisenstein fue su propio enemigo, pero también creo que buscó deliberamente provocar a la sociedad”, dijo.

Greenaway indicó que aunque ha pasado el tiempo, la orientación sexual de Eisenstein sigue causando polémica. “Tuve problemas con los rusos por sugerir que Eisenstein era homosexual. En la Rusia de Putin hay muchos conceptos en contra de la homosexualidad, pero creo que es así porque lo que pretende es vilipendiar al occidente. En este sentido, me siento muy curioso por cómo será la recepción de mi película en México”, dijo.

Cuando el cineasta falleció, su esposa dividió sus dibujos: los decentes y los obscenos. Los primeros los entregó al Archivo Central de Rusia, mientras que los demás permanecieron en la casa Moskvin, operadora de sus películas. Pasaron muchos años para que la censura desapareciera y sus dibujos pudieran ser expuestos.

Temas Relacionados
Peter Greenaway

Comentarios