1

Fans de "Star Wars" opinan sobre su estreno

Disfrazados y emocionados, los seguidores de la saga asistieron al estreno a medianoche de "The Force Awakens"; esto fue lo que platicaron
Cines de la capital se vieron invadidos por fans de la saga caracterizados como sus personajes favoritos. (FOTO: Iván Stephens / EL UNIVERSAL)
17/12/2015
11:53
Janet Mérida
Ciudad de México
-A +A

Boleto para ver la nueva película de Star Wars: $60 pesos, set con refresco (en vaso coleccionable), una barra de helado y palomitas en forma de droide: $249; playera con la imagen de Darth Vader: $120 (afuera del cine); stickers, $15, que vayas disfrazado como uno de los personajes de tu saga favorita a su estreno de medianoche, no tiene precio… Bueno sí, alrededor de 500 y 2 mil pesos que fue lo que gastaron algunos asistentes al Cinemex Palacio Chino la noche del miércoles.

A diferencia de otros cines de la capital, este mantiene precios más económicos y tiene una menor asistencia, así que mientras en otros lugares no se podía ni caminar y las salas estaban llenas alrededor de las once y media de la noche, aquí se había completado una de las tres salas disponibles (la proyección digital); la sala 3D (con costo de 64 pesos) iba a la mitad y otra más en 2D apenas llevaba poco más del 8 por ciento de cupo. Eso no impidió que varios llegaran caracterizados.

Las opiniones sobre la película antes y después de su proyección fue distinta, sin embargo, la mayoría dijo haberse emocionado con la aparición, nuevamente, de los personajes emblemáticos de Star Wars así como con la música, compuesta por John Williams.

Ya dentro de las salas, ante los avances de otras cintas el público gritaba que ya empezara o chiflaban. En cuanto se escuchó la música característica de la saga espacial se hicieron los aplausos y comenzó la nostalgia de volver a ver a cada uno de los personajes que la han hecho emblemática.

A lo largo de la proyección se escuchaban risas, suspiros, aplausos, expresiones de sorpresa, todas realizadas al mismo tiempo por los asistentes, quienes de verdad estaban más que felices por ver un nuevo episodio con efectos especiales, música y reencuentros. Al finalizar, un aplauso llenó la sala. La función terminó cerca de las tres de la mañana.

Aquí algunas opiniones de los asistentes antes y después de ver la película.

No confiábamos en Disney. "Superó mis expectativas, no confiábamos en Disney pero supieron sorprendernos, hay un cierto dejo que no me gusta de princesas, de ahí en fuera es excelente. Al final abusaron un poco de lo clásico pero ya lo habían dicho", dijeron David y Daniel, y aunque dicen que llegó un momento en que se tornó repetitivo, se fueron felices a casa por lo que vieron esa noche.

Ricardo Castro y su hija, en el Lado Oscuro. "Fue desde el 78 cuando se estrenó,  yo era un pequeñín y me llevaron mis padres. Ahora traigo a mi esposa e hija y nos sentimos a gusto continuando con esta tradición, es una película bonita, una saga muy padre, ahora que compró los derechos Walt Disney está muy bien que haya continuado. Me gustaban los sables y lo que sacaba Luke que eran los lentes de visión nocturna y ahora ya los usan los ejércitos en todo el mundo, decían que eso nunca iba a suceder. Los carros en los que ellos se transportaban eran de levitación y ahora en Japón tienen trenes que levitan, decían que eso era imposible. Ha marcado un parteaguas en la ciencia", dijo Castro a EL UNIVERSAL.

Él fue quien  le inculcó a su hija el gusto por la saga. "Hace tres años se disfrazó de Jedi y de hecho andábamos en un tianguis y mucha gente la fotografió, se veía muy guapa".

Hoy tiene 48 años y confiesa que a todas las películas han ido, incluso llevaron de bebita a su hija a un estreno. "Siempre le ha gustado Darth Vader, siempre le ha gustado el lado oscuro, a mí también".

Al final.  "Está buena, se ve que van a seguir, marcó un parteaguas todo esto. Esperaba un poquito más, volvieron a las mismas batallas de siempre pero no me gustó que vuelvan a regresar a lo mismo, pero está comprensible la película y ya es para las nuevas generaciones".

Diego y César, amantes de la dualidad entre el bien y el mal. Diego y César, ambos de 35 años, acudieron caracterizados de Kylo Ren (el hijo de la princesa Leia y Han Solo). Son fanáticos de la saga desde que eran niños y todo por culpa de sus padres, quienes también eran seguidores de la historia. Su casco fue hecho a mano y platicaron que en cada una la inversión fue cercana a los 500 pesos y tardaron tres días en confeccionarlos. También compraron las espadas emblemáticas en color rojo y azul que les costaron $200 pesos, pero las modificaron.

"Mi episodio favorito es el III que es donde se revela Darth Vader, es un episodio donde se revela el bien contra el mal, es como un cierre de ciclo", dijo Diego y añadió que lo que a él en específico le gusta de la saga es que siempre existe esa dualidad, y que alguien bueno también puede convertirse en malo. Esta noche acudió con su amigo, la hermana de su amigo y su tío y en total gastaron $400 pesos.

Al final. Diego: "Me dejó un muy buen sabor de boca. Esperaba ver eso y me llevé más de lo que esperaba".

Luis Mario tiene una colección de corcholatas de Star Wars de los años 80. Luis Mario, estudiante de 18 años y Carlos Daniel de 16 son primos y no iban caracterizados pero sí llevaban un casco de Stormtrooper, una espada con sonido y cada uno se compró un set de palomitas para conservar el droide. La culpa de que les encante Star Wars es de sus padres. Así que no les importó moverse desde Ecatepec hasta el centro de la ciudad para no perderse el estreno.

"Realmente llevo toda la vida viendo Star Wars, mi papá es muy fan, entonces yo creo desde muy pequeño la primer película que vi fue la V, pero creo que desde antes ya la había visto. Me gustan las tres primeras películas porque es la trama de por qué se hace Jedi, cómo es su proceso para transformarse en un maestro. Espero ver algo que no me decepcione como la última trilogía que perdió ese algo que me llamaba mucho la atención antes", comentó Luis Mario.

Una semana antes de la función ya había comprado en Cinépolis los vasos, termos y llaveros alusivos a la película para coleccionarlos al igual que su padre (en lo que gastó un promedio de $900), quien dice, tiene una colección de corcholatas de Star Wars de los años 80 valuada actualmente en 3 mil 500 pesos. Esa noche hubiera acudido disfrazado de Trooper pero nunca pudo concretar la compra por Mercado Libre, supone que por exceso de demanda. De haberlo logrado, el traje sin capa y sin guantes le hubiera costado 850 pesos (la capa cuesta en promedio $500 y los guantes en $150) pero como no pudo, solamente se puso su sudadera.

Al final. "Muy emocionado, realmente sí valió la pena, fue lo que esperé y recomiendo que vengan a verla. Me gustó esa sensación, es emoción de tu piel erizada".

Daniel, Coleccionista de naves. El casco de Trooper de Carlos Daniel fue un regalo de cumpleaños de sus padres. "La primera vez que vi Star Wars fue desde pequeño porque mis papás igual son fans. Él lo que colecciona son naves de la saga y fácil, dijo, tiene unas quince armadas además de muñecos".

Al final: "Muy bueno, un poco triste por la trama, pero sí, muy buena. Sentí mucha emoción y al momento de escuchar la orquesta…"

Martín, otro seguidor por culpa de su padre. Martín Antonio tiene 31 años. No fue disfrazado pero es un fiel seguidor de la película. La primera vez que vio la saga fue a los 14 años. "Toda la Saga me ha gustado desde que mi papá empezó a ver la primera saga, me empecé a adentrar un poco dentro del drama de la película entonces siempre me ha gustado. Me encantó la trama, los héroes, me fue atrapando. Espero que la cinta siempre lleve esa trama de las anteriores, que te envuelva y espero que sea una buena película".

Al final: "Me pareció que trae unos efectos muy increíbles, hay cositas que todavía falta meterse un poco más en esta nueva historia de los hijos y pues vamos a ver qué pasa, creo que bien para ser la primera película, espero que la que siga tenga material para seguir viendo esta increíble saga. Revivir las películas que me causaron tanto placer y tanta magia fue increíble".

La princesa Leia también compró sus palomitas. En la fila de la dulcería, entre la gente, también estaba formada la Princesa Leia, cuyo nombre real es Érika, traductora y maestra de inglés de 32 años que no se quiso perder el estreno de la octava película que sí, como los demás, también es herencia de sus padres.

"Es muy entretenida, desde chica que la conocí se me hizo muy entretenida, tiene mensajes bonitos, ya más grande me tocó ver en el cine, de las precuelas no fui muy fan pero siempre con mucho cariño porque fui con mi familia. Tengo mucho miedo de que sea horrible, pero espero que sea mejor de lo que imagino". Para caracterizarse de Leia solamente usó un vestido que ya tenía y se hizo los característicos chongos.

Darth Moul no se perdió el estreno. Igual en la Dulcería estaba Darth Moul, de 38 años. "Soy fan de la saga, para mí significa mucho y creo que este disfraz me venía bien y decidí usarlo. Soy fan desde casi la primer saga casi desde los seis años y cuando salió el Episodio I este personaje me encantó especialmente porque creo que es un poco misterioso, no habla y es muy agresivo, es la maldad pura". Para su vestuario gastó en promedio dos mil pesos. Entre sus colecciones tiene tarjetas y naves de la saga. "Espero que sea una película que enganche a toda la gente". Esa noche acudió con su hermana.

Al final. "Me parece una película clásica y creo que sí va a capturar a los nuevos fans de la saga. El nuevo Androide está hermoso. John Williams es impresionante para la música".

sc/rqm

Mantente al día con el boletín de El Universal