Termina la semana de Stonemanía

Con los Rolling Stones en el país muchos han aprovechado para poder sacar a relucir su fanatismo por la banda británica. Para no quedarse a atrás, la embajada del país europeo organizó una exposición fotográfica con el material de Michel Cooper, fotógrafo personal de la banda de rock.

Espectáculos 18/03/2016 00:09 Actualizada 00:10

Con los Rolling Stones en el país muchos han aprovechado para poder sacar a relucir su fanatismo por la banda británica. Para no quedarse a atrás, la embajada del país europeo organizó una exposición fotográfica con el material de Michel Cooper, fotógrafo personal de la banda de rock.

Imágenes de las giras, de las sesiones de grabaciones y de algunos momentos íntimos de la agrupación fueron exhibidas en la residencia británica en la Ciudad de México.

Durante la reunión, Adam Cooper, hijo del fotógrafo inglés, mandó un video en donde agradeció por la oportunidad de que el trabajo de su padre siga vigente a través de esta exposición.

A la reunión acudieron Jenny and the Mexicats, ya que su vocalista, Jenny, es británica y seguidora de los Stones. También estuvieron el actor Roger González y el locutor Toño Esquinca. Incluso, la cantante rubia se ganó uno de los pases para ir al último concierto de los Rolling Stones.

“Nos hubiera encantado que los Rolling Stones estuvieran aquí, sin embargo, ellos están filmado parte del documental de su gira en la Ciudad de México”, informó Duncan Taylor, embajador británico en nuestro país.

Los integrantes de la banda, en efecto, se han dado tiempo para relajarse. El martes pasado, Ronnie Wood compartió en sus cuentas de Twitter y Facebook una imagen de su visita a un refugio animal.

“Visitando un santuario para animales rescatados en México. Maravilloso y mágico”, escribió al compartir la foto con sus seguidores.

También acudieron a un restaurante de la colonia Condesa, donde se fotografiaron con algunos fans.

Hasta ayer por la tarde, afuera del hotel donde se hospedan los músicos, un grupo de fans se mantenía esperando en la calle y con la esperanza de ver a sus ídolos.

En tanto, el saxofonista Tim Rices, y el músico y productor Bernard Fowler, músicos de la agrupación, formaron parte el miércoles de un concierto privado en la Torre Mayor.

El músico Charlie Watts, baterista de los Rolling Stones, sorprendió en ese show a los asistentes del Club Piso 51, de la Torre Mayor, pues hizo acto de presencia para compartir escenario con Ries y Fowler.

Durante dos horas los músicos interpretaron versiones jazz, entre otras, de “Satisfaction”, “Miss you”, “Honky tonk women” y “Wild horses”.

También se coló “Noche criolla”, la canción de amor que Agustín Lara compuso, teniendo de fondo el puerto de Veracruz y que se hizo famosa en las interpretaciones de Toña La Negra y de Javier Solís.

El evento fue por invitación y sólo se pagaba el consumo de las bebidas.

Ries tiene varios proyectos y uno de ellos se llama Stones Project, que es las rolas de los stones jazzeadas.

Hace unos días se filtró la versión de serían los Rolling Stones quienes ofrecerían un concierto para algunos privilegiados, sin embargo fue sólo uno de sus integrantes quien finalmente estuvo en el exclusivo show.

Despedida. Ayer por la noche la banda británica ofreció su segundo concierto en el Foro Sol de la Ciudad de México como parte de su gira América Latina Olé Tour.

Como ocurrió desde su llegada, decenas de fans los estuvieron esperando afuera de su hotel para saludarlos cuando salieran rumbo al show.

La imagen de Mick Jagger resaltó en una de las nueve camionetas Suburban que abandonaron el hotel sobre Paseo de la Reforma rumbo a ese segundo concierto en el Foro Sol.

El cantante dejó ver su mano para saludar brevemente durate los segundos que salieron ante la mirada de cerca de 25 fans y otros cuantos curiosos y oficinistas cercanos al lugar.

Aunque sus seguidores no tuvieron tiempo de acercarse a él, pues algunas vallas impedían el acceso, y mucho menos obtener alguna firma en los objetos que llevaron (discos o playeras), los que tuvieron suerte de observarlo quedaron satisfechos.

Escoltados por algunas motocicletas salieron en sentido contrario sobre la calle Burdeos a las 15:52 horas, minutos después que otra camioneta se llevara a parte de su staff y músicos.

Anoche, los Stones se despidieron de la Ciudad de México con mucho rock and roll después de 10 años de no haber ofrecido un concierto en la capital.

Ahora todas las expectativas quedan puestas en el show gratuito que ofrecerán el próximo 25 de marzo en La Habana, Cuba. Redacción

Comentarios