Se encuentra usted aquí

Los partidos ante la tragedia

22/09/2017
02:10
-A +A

La tarea de reconstrucción por los sismos del martes 19 y del jueves 7 de septiembre requerirá de millonarios recursos, que saldrán en principio del Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden). Para el presupuesto de 2018 se propuso dotar a este mecanismo con 6 mil millones de pesos. La cifra es menor a los 6 mil 788 millones de pesos que por prerrogativas federales les corresponde recibir a los partidos políticos.

La disparidad de las cifras y la magnitud de los daños en la Ciudad de México, Morelos y Puebla, sumados a los de Oaxaca y Chiapas, dio inicio a un reclamo a la clase política para destinar los recursos a apoyar a quienes perdieron una vivienda. La propuesta fue colocada en la plataforma change.org y de inmediato se convirtió en la demanda que generó más tráfico digital en la historia del sitio. Hasta anoche más de 1 millón 600 mil personas habían firmado la petición.

La inconformidad social contra los partidos –y los millonarios recursos a los que tienen acceso– salió a flote una vez más. La primera reacción en el Instituto Nacional Electoral fue en el sentido de que el financiamiento no es un asunto caprichoso de los partidos, pues la ley marca de manera específica su destino: sostenimiento de actividades ordinarias y campañas electorales. Conforme se consolidaba la exigencia, hubo coincidencias entre INE, partidos y Secretaría de Hacienda para encontrar la forma de entregar parte de sus recursos a damnificados por los sismos. La primera propuesta es reducir 25% la bolsa a partidos.

El acuerdo que alcancen la autoridad electoral y los partidos políticos beneficiará sin dudarlo a la reconstrucción, pero no bastará para eliminar el distanciamiento que existe entre la clase política y la sociedad. La demanda que han planteado grupos civiles va más allá, con el fin de que se transforme la política en general y no únicamente en una coyuntura.

En este momento de emergencia que viven miles de familias en gran parte del país, son precisamente los políticos los que se han visto ausentes. Buena parte de ellos se ha conformado con transmitir mensajes desde sus redes sociales sin tomar decisiones de mayor trascendencia.

Las convocatorias a la sociedad para que haga aportaciones económicas están en todos lados y provienen tanto de de instituciones bancarias como de fundaciones que encabezan empresas; con seguridad la ciudadanía se volcará a donar. ¿Bastará a los partidos anunciar que renuncian a la cuarta parte de sus ingresos?

Comentarios

MÁS EN OPINIÓN