22 | MAR | 2019
El mundo se conmocionó con la tragedia. La misa fue en Chapecó (FERNANDO VERGARA. AP)

Cuento de hadas con un colofón infausto

27/12/2016
00:44
Daniel Blumrosen Juárez
-A +A
El Chape iba a Colombia a la final de ida de la Sudamericana lleno de ilusiones, como dejaron ver en videos

[email protected]

Personificaban el más reciente cuento de hadas futbolístico. Las múltiples sonrisas que aparecieron en los videos tomados previo al despegue del hoy famoso vuelo 2933 de la aerolínea boliviana LaMia reflejaban la ilusión de un grupo que se quedó sin la oportunidad de probar el néctar de la gloria... Al menos sobre un lienzo verde.

El balompié mundial enluteció en 2016 después de la tragedia vivida por el club brasileño Chapecoense, el cual se trasladaba a Colombia para jugar el primer capítulo de la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional. El juego se efectuaría el miércoles 30 de noviembre en el estadio Atanasio Girardot. Nunca se dio.

La noche del lunes 28, el avión que trasladaba al equipo, cuerpo técnico, directiva, periodistas e invitados especiales se precipitó en la zona de Cerro Gordo, a unos cuantos kilómetros del aeropuerto José María Córdova de Medellín. Falta de combustible fue la causa que provocó el desastre que exprimió corazones en todo el orbe.

Aquel conjunto que deslumbró al extremo sur de América por su buen futbol y entereza había sido atrapado por la desgracia. Diecinueve de los 22 futbolistas que abordaron la aeronave en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, fallecieron. Los únicos sobrevivientes son el portero Jackson Follmann, así como los defensas Alan Ruschel y Hélio Neto.

De las 77 personas que estuvieron en el vuelo, sólo se salvó media docena. La lista es completada por el periodista Rafael Henzel, el técnico aéreo Erwin Tumiri y la auxiliar de vuelo Ximena Suárez.

Tragedia que comenzó a escribirse porque la Agencia Aeronáutica Civil de Brasil impidió que la delegación del Chape abordará un chárter boliviano hacia Colombia. Se argumentó que sus códigos y los del Convenio de Chicago, el cual se utiliza para acuerdos de servicios aéreos entre países, impiden que un vuelo de esa índole no pertenezca a la nación donde despega o en la que va a aterrizar. Es por eso que debieron irse en un vuelo comercial a Santa Cruz de la Sierra, donde subieron al 2933 de LaMia.

La enorme dicha de quienes integraban al Chapecoense quedó inmortalizada en los videos que varios publicaron en sus respectivas redes sociales, justo antes de despegar. El Atlético Nacional tenía la etiqueta de favorito, mas nadie podía hurtar la ilusión a este club del estado de Santa Catarina, que tenía entre sus víctimas dentro de la Sudamericana 2016 al Independiente y San Lorenzo de Argentina.

El accidente provocó innumerables muestras de apoyo. Los clubes de la Serie A brasileña se ofrecieron para aportar tres jugadores, cada uno, al Chape, con el fin de que pueda rearmar su plantilla. El Atlético Nacional solicitó que el título del certamen se entregará a los brasileños, como homenaje póstumo, lo que sucedió el 5 de diciembre.

Y la noche del miércoles 30 de noviembre, sobre el campo del Atanasio Girardot, se efectuó un tributo masivo a aquellos chicos que protagonizaron un cuento de hadas futbolístico... De desgarrador final.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios