Manning llevó a Broncos y dijo adiós

Denver fue el ganador del Super Bowl 50, que marcó su tercer campeonato y la despedida de su quarterback

no es bueno, son equipo de legado. b ARCHIVO. EL UNIVERSAL Con su segundo campeonato Peyton Manning puso fin a su carrera (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Universal Deportes 22/12/2016 00:42 Ariel Velázquez / Enviado Actualizada 00:42

[email protected]

Febrero 7. La Bahía de San Francisco está bañada de oro. Es el Super Bowl 50 y un equipo celebra. Apoyados en una defensiva que dominó a placer al rival, los Broncos de Denver consiguieron el tercer campeonato de su historia al vencer 24-10 a Panthers de Carolina, en el que fue el último encuentro en la carrera de Peyton Manning.

Los Broncos hicieron valer la frase de que “las defensas ganan campeonatos”, al conseguir siete capturas sobre el elusivo Cam Newton y lograron su primer cetro desde el 31 de enero de 1999. Manning ganó el segundo campeonato de su historia, pero estuvo lejos de una jornada memorable. Terminó con 13 pases completos de los 23 que intentó para 141 yardas y una intercepción. Ma-nning, quien había ganado un campeonato con Indianapolis en 2009, se convirtió en el quarterback más viejo en ganar un Super Bowl (39 años), y el primero en toda la historia en conseguir campeonatos con múltiples equipos.

La defensiva del entrenador Wade Phillips fue un monstruo capaz de detener al fenómeno Cam Newton. Los 11 jugadores dentro del campo no dejaron de acosar al quarterback de Panthers, cuyo único brillo se limitó al que tuvo durante el calentamiento en unas zapatillas doradas que por reglamento de la NFL no pudo usar en el partido. Los muchachos de Phillips no sólo limitaron en puntos a una de las ofensivas más versátiles en cuanto a selección y elaboración de jugadas, también se dieron tiempo para aportar unidades para su equipo, que no fue duro a la ofensiva. A partir de anoche la defensa de los Broncos convive con la de los Bears de Chicago de 1985.

La unidad fue capaz de forzar cuatro intercambios de balón, tres de ellos balones sueltos y una intercepción. No por nada fueron la mejor de toda la NFL. El tiempo de Peyton pasó, pero se va con dos campeonatos. Su estampa clásica de pasador de la NFL quedará inmortalizada en la edición dorada del Super Bowl. Recompensa justa para un jugador que siempre trató de aportar más. La tarde y noche californiana en Silicon Valley parecían destinadas más para Panthers, que fue el rostro nuevo de la Liga, al igual que Silicon Valley es la zona de los avances tecnológicos de Estados Unidos. Pero el recién nombrado MVP de la temporada no aprobó su examen de titulación en un escenario en el que se necesita más que sólo ser un buen atleta. “Superman” nunca pudo despegar para surcar los cielos como algunos de los 40 MVP de Super Bowl que estuvieron esa noche en el Levi’s Stadium. Newton sumó 265 yardas y una intercepción. Von Miller capturó a Newton y Malik Jackson recuperó el balón suelto en la zona de anotación.

No podía ser de otra manera. El linebacker Von Miller fue nombrado el Jugador Más Valioso del Super Bowl 50 al ser pieza principal para que los Broncos de Denver alcanzaran su tercer trofeo Vince Lombardi. Miller se dedicó a ahogar a cualquier elemento de Panthers que tuviera el balón de juego. Consiguió que Cam Newton soltara el ovoide, lo que a la postre se convirtió en seis puntos para los Broncos y le dio rumbo definitivo al encuentro.

Cinco años después de ser reclutado detrás de Newton en el Draft de 2011, Miller tuvo su noche. Aquella vez el “niño consentido de Auburn” le robó los reflectores, pero eso no pasó cuando ayudó a Peyton Manning y el resto de los Broncos a tocar el cielo en California.

De esta forma los Broncos empezaron el año cerrando la carrera de Peyton Manning y con anillo de Super Bowl. Y aunque su presente no es bueno, son equipo de legado.

Comentarios