Requiere un día perfecto

Homero Richards corre la última fecha de la Copa Telcel en Súper V8 y sólo un milagro lo llevaría al campeonato

Richards marcha en el cuarto lugar de la categoría Súper V8 y no depende de sí mismo para escalar lugares (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
Universal Deportes 03/11/2016 00:33 Ariel Velázquez Actualizada 00:33

[email protected]

Matemáticamente el campeonato de la categoría Súper V8 de la Copa Telcel no está definido, a pesar de la ventaja que mantiene Hugo Oliveras sobre los primeros seis lugares.

A una fecha del final e instalado en la cuarta plaza del serial mexicano, Homero Richards necesita un fin de semana perfecto para él, que incluya abandonos de los tres volantes que están sobre él, una situación difícil, pero que en el automovilismo puede suceder, por que los fierros “no tienen palabra de honor”.

“Estamos en la semana de la última fecha del campeonato y es la carrera que todo mundo busca ganar, porque además de que define el título es la que más reflectores tiene para pilotos, patrocinadores y público en general. Ojalá que por más difícil que se vea el panorama, logremos tener un fin de semana completo”, declaró Richards en visita a EL UNIVERSAL.

El Autódromo Hermanos Rodríguez con un circuito en óvalo y que aprovechará la recta principal, será la casa de la final de la Copa Telcel, que tendrá un fin de semana en la que se definirán las ocho categorías que integran la competencia.

“Será un circuito de 1,639 metros de longitud en la cual los aficionados verán prácticamente todo el trayecto que tendrán los autos. Será un fin de semana espectacular en donde las personas que aún no conocen nuestra categoría van a terminar enamorados y los que ya saben de la espectacularidad que damos, gozarán con la última carrera de una temporada que ha sido muy buena para todos”, comentó Pepe Montaño, compañero de Richards en la escudería Grupo TOP.

Para ambos pilotos, la nueva era que vive el automovilismo mexicanos con el regreso de la Fórmula Uno y el arribo de otros seriales internacionales como Fórmula E, o el Mundial de Resistencia (WEC), es benéfico para todos pues ayudan a construir una mayor cultura del deporte motor.

“Obviamente nosotros somos una categoría diferente a Fórmula Uno, que no significa que seamos menos espectacular. Lo que pensamos es que el deporte va creciendo cada vez más en el gusto del público mexicano y ojalá un día esté a la par del futbol, como en Argentina”.

Comentarios