Después de 20 años va a JO

Saúl Gutiérrez pasó un difícil camino para cumplir su meta; para ayudarse llegó a vender tintes en un tianguis

Los apoyos le llegaron al queretano después de ser medallista en Juegos Panamericanos (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Universal Deportes 14/07/2016 00:40 Adriana Díaz Reyes Actualizada 00:40
Guardando favorito...

[email protected]

El próximo 18 de agosto en la Arena Carioca número 3, Saúl Gutiérrez cumplirá el sueño al que le ha costado llegar más de dos décadas: participar en unos Juegos Olímpicos.

Con su boleto en las manos, el taekwondoín queretano abre el baúl de los recuerdos y rememora el tortuoso camino que tuvo que recorrer antes de convertirse en una de las figuras a seguir de la delegación mexicana en esta justa.

“Comencé a recibir apoyos después de ganar la medalla de oro en los Juegos Panamericanos. Antes tuve la ayuda de mi padre Rubén, con quien llegué a trabajar en un tianguis vendiendo tintes para contar con recursos”, revela el taekwondoín, quien a sus 23 años de edad vivirá sus primeros Olímpicos.

Después de estar alejado de la familia durante algún tiempo, debido a la separación de su esposa, el progenitor de Saúl se involucró por completo en la preparación de su hijo, a quien impulsó a seguir incluso en sus momentos más flacos.

“Recuerdo que cuando era cinta roja lloraba mucho, ya no quería seguir y mi papá me obligó a continuar. Hoy creo que fue el mejor consejo, porque el taekwondo me ha enseñado a ser perseverante y no rendirme jamás”, contó.

Es por esa gratitud que el seleccionado le tiene a su padre que solicitó al gobierno del estado apoyarlo con el boleto de avión para que pueda acompañarlo en el día más importante de su vida. Saúl logró el respaldo, aunque aún busca quien patrocine el viaje de su novia y uno de sus entrenadores.

A poco más de un mes para su debut en la justa veraniega, el representante nacional en la categoría de menos de 68 kilogramos, Gutiérrez, y el resto de la selección nacional concentran sus energías en conocer el nuevo reglamento de la especialidad y cuidar su dieta para no llevarse sorpresas en Río de Janeiro.

“Día con día nos levantamos con más energías, sabiendo que vamos a buscar el sueño de muchos y es por eso que voy a tratar de llegar a Río de Janeiro y traerme el primer lugar de mi categoría”.

Estudian nuevas reglas. La selección mexicana tuvo ayer una plática con la juez Elizabeth Segundo, quien los actualizó sobre las nuevas reglas bajo las que competirán en la justa cuatrienal.

“Creo que el taekwondo va a ser mucho más espectacular en Río porque se marcarán más golpes. Ahora tendremos 11 sensores en el empeine, también la potencia de los petos va a disminuir, así que en teoría habrá muchos más puntos”, explicó Saúl.

El queretano detalló algunos de los cambios que se podrán vivir en tierras brasileñas.

“Por ejemplo ahora podremos empujar y luego pegar, esto era penalizado, pero ahora ya es válido. Lo que tenemos que hacer es adaptarnos y creo que lejos de que nos afecte nos puede beneficiar, porque somos de los primeros que estamos estudiando las nuevas reglas”.

Saúl no está nervioso; al contrario, espera con ansia el día en que por primera vez pise el tatami en Río de Janeiro.

“A mí los nervios me llegan hasta el momento de la competencia, realmente todavía no siento ninguna presión porque nos mediremos a los 16 mejores del mundo, contra los cuales ya hemos peleado con anterioridad”.

El 23 de este mes el equipo viaja-rá a Cancún para un campamento de aclimatación.

“Queremos estar alejados de todo para así poder cerrar bien nuestra preparación”, finalizó Gutiérrez, quien junto con el resto del equipo fue sometido a un exámen médico en el CNAR.

Temas Relacionados
Saúl Gutiérrez Juegos Olímpicos
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios