18 | NOV | 2019
Alexandr Dolgopolov está a un paso de la final acapulqueña (JESÚS ESPINOSA. XINHUA)

Dolgopolov se mantiene firme

26/02/2016
00:43
Alejandro Rodríguez
-A +A
El ucraniano llega por tercera vez a la antesala por el cetro guerrerense

Acapulco.— Alexandr Dolgopolov quiere que la tercera sea la vencida. Hoy disputa su tercera semifinal en un Abierto Mexicano de Tenis y confía que esta vez sí salga con la victoria tras dos derrotas anteriores, en una instancia que alcanzó luego de doblegar ayer al holandés Robin Haase por 6-3 y 6-3.

“Espero que la tercera sea mi buena. No me ha ido muy bien en las semifinales aquí. Intento no pensar mucho en esa estadística y tratar de jugar de la misma manera de como lo he hecho en mis tres partidos anteriores. Será un partido totalmente diferente”, expresó Dolgopolov al término de su partido de cuartos de final.

En la versión del Abierto Mexicano de 2014 cayó ante el sudafricano Kevin Anderson 1-6, 7-5 y 4-6. En tanto que en 2011 fue el español David Ferrer el que lo eliminó también en tres sets, 7-5, 1-6 y 1-6.

Ahora se medirá por el pase a la final ante el austricano Bernard Tomic, quinto sembrado.

“Nos hemos enfrentado en varias ocasiones anteriores. Es un rival con su dificultad, podría decir. Devuelve bien, juega a lo largo de la cancha, sirve bien y viene con un buen ritmo. Tengo que concentrarme en mi juego y puede estar en mi raqueta la victoria”, apuntó el raqueta ucraniano, quien es especialista en saques potentes.

En el primer set de su partido de ayer, Dolgopolov fabricó 10 opciones de quiebre de saque del que convirtió seis, preso por su ímpetu de terminar con winners. En el segundo parcial se plantó más tranquilo para finiquitar el encuentro en poco más de una hora.

“Intenté ser lo más agresivo posible y me funcionó, fue un acierto jugar así. Mi hombro va mejor que en la primera ronda. Hoy [ayer] me dolió un poco, pero no se convirtió en un problema. Estoy feliz de haber ganado”, dijo.

La raqueta 32 del mundo adelantó que buscará mantener ese tenis ofensivo y de mucha iniciativa para aspirar a la final y acercarse a conseguir un título, que se le ha negado en el circuito desde 2012, cuando levantó el trofeo de Washington.

“Ese juego agresivo me está funcionando y no voy a cambiar. Quiero seguir con este ritmo y apostarle a esta manera de pisar la cancha”, enfatizó el ucraniano.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios