18 | MAR | 2019

Sin margen, reportaron la falta de combustible

27/12/2016
00:46
AP
-A +A

Bogotá.— El avión que trasladaba al equipo brasileño Chapecoense se quedó sin combustible, indicaron las autoridades colombianas en un informe preliminar sobre el accidente en el que murieron 71 personas el 28 de noviembre.

El agotamiento del combustible fue producto de una cadena de errores humanos que partió de una programación de vuelo errónea, de acuerdo con los estándares internacionales, aseguró en rueda de prensa Freddy Bonilla, secretario de seguridad de la Aeronáutica Civil, la máxima autoridad en materia aérea en Colombia.

La conclusión surgió, entre otros, del análisis de las cajas negras de la aeronave de la compañía LaMia accidentada cerca de Medellín.

La tripulación del avión era consciente de la falta de combustible, pero sólo reportó una emergencia cuando ya no había margen para reaccionar, concluyó la investigación. Durante el vuelo, el piloto y el copiloto conversaron en “varias ocasiones” sobre la posibilidad de detenerse en Leticia —frontera entre Brasil, Perú y Colombia— o en Bogotá para repostar, aseguró Bonilla. Al final, decidieron no hacerlo. Cuando entró a Colombia, la aeronave tenía viento de frente, lo que implica más consumo de combustible y dificultó su llegada.

La investigación demostró que, cuando el piloto pidió prioridad para aterrizar, seis minutos antes de accidentarse, el avión ya llevaba dos minutos con un motor apagado. Cuando faltaban tres minutos y 45 segundos, todos los motores se plantaron.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios