“El Volcán” hace chico al visitante

El estadio de Tigres se viste de azul y amarillo, pero para alentar sólo al conjunto del “Tuca” Ferretti

La afición felina colmó anoche con cánticos y porras el inmueble de San Nicolás de los Garza (EDUARDO VERDUGO. AP)
Universal Deportes 26/12/2016 00:32 HÉCTOR A. MORALES Enviado Actualizada 00:32

[email protected]

Monterrey.— La afición del América siempre ha presumido ser la más numerosa del futbol mexicano. Dice que tiene aficionados por doquier. Pero en “El Volcán” se apaga ese alarde.

Entre fuegos artificiales, gritos de ánimo y banderas que anhelan ver a los Tigres campeones, los seguidores de las Águilas quedan reducidos a su mínima expresión. Apenas son un puñado y son confinados a una de las cabeceras, donde están cercados por granaderos locales. Sus gritos quedan ahogados ante los rugidos norteños.

Mas la fe es mucha en los americanistas. Son creyentes de las batallas épicas que ha dado su equipo para ser tantas veces campeón del futbol mexicano. Razón por la que buscaron a como diera lugar estar en “El Volcán”.

“Es una final, ni modo que no estemos ahí con el equipo”, señala Manuel, seguidor emplumado, en el aeropuerto capitalino. Luce tatuajes —en alusión a la grandeza del club amarillo— en ambos brazos.

Le importa poco que la final de vuelta sea lejos de la Ciudad de México y tenga que pagar alrededor de 6 mil pesos para ver a su equipo intentar dar otra vuelta olímpica.

Otros son bastante más cautos. Saben que ser visitantes, en una aduana que les hará sentir como tales, puede ser arriesgado. Aunque su fe es grande.

“Si llevo la playera del América al estadio, ¿es peligroso?”, cuestiona un americanista a un simpatizante de los Tigres.

“Creo que sí. Aparte, es una final y todo va a estar muy caliente. Ahí tú sabes”, le responde.

El fanático duda. De inmediato señala que es mejor ir con una sudadera y ocultar la playera de sus amores. No vaya a ser la de malas.

Hay otros americanistas más valientes. La gran mayoría así es. Portan la azulcrema sin miedo a represalias. Se pasean por la explanada del estadio Universitario orgullosos, con la soberbia de sentir que su escuadra es la más ganadora del balompié mexicano.

Seguir al América en el semestre de su centenario representa, para sus fieles, tener un status elevado por ser la franquicia con mayores glorias en sus vitrinas.

Poco importa que “El Volcán” intente hacerlos menos.

Temas Relacionados
“El Volcán” El Tuca Ferreti

Comentarios