Resurgen canteranos auriazules

Palencia confía en los jóvenes tanto por convicción como por necesidad al haber recortes en patrocinios

El DT felino optó por darle oportunidad a los jóvenes y ya hay resultados (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
Universal Deportes 24/08/2016 00:32 Édgar Luna Cruz Actualizada 00:32
Guardando favorito...

[email protected]

No hace mucho tiempo, apenas tres meses para ser más exactos, la alineación de Pumas de la Universidad iba en contra de su historia, de su tradición, de sus valores.

De los once hombres mandados a la cancha por Guillermo Vázquez para el duelo contra América en la fecha 17 del Clausura 2016, cinco jugadores fueron de origen extranjero, dos mexicanos no nacidos en el club y sólo cuatro canteranos.

A la llegada de la nueva directiva encabezada por Rodrigo Ares de Parga la ideología dio un giro de 180 grados.

Con Paco Palencia como técnico, el Universidad Nacional alineó en la fecha pasada contra Monterrey a cinco jugadores hechos en sus fuerzas básicas, dos mexicanos llegados de fuera y sólo tres foráneos.

“Desde que llegué se anunció que esa sería la filosofía del club, señalada por nuestro presidente, y creo que se ha dado resultado, aunque apenas es el comienzo del torneo”, dijo Juan Francisco Palencia, a su salida de Ciudad Universitaria.

Paco ha confiado en la cantera de los Pumas, tanto por convicción como por necesidad, ya que la salida del equipo del patrocinador oficial ICA, que fue fiel al club desde 1943, recortó dramáticamente el presupuesto y las contrataciones de fuera dejaron de ser prioridad.

Así los jóvenes Pumas, aquellos que con Memo Vázquez fueron desplazados a la banca, la tribuna o a los equipos de formación, están felices con la nueva filosofía.

“Estamos muy agradecidos con Paco por la oportunidad que nos está dando [a los canteranos]”, dijo Jesús Gallardo, volante universitario.

Sin querer señalar culpables del pasado reciente, agregó: “Creo que sí nos hacía falta un técnico que confiara en nosotros, que volteara a ver la cantera. Paco nos da mucha confianza y nos dice que tenemos que atrevernos, que debemos hacer nuestro futbol, eso es lo que tenemos que hacer siempre en la cancha, sin vergüenza”.

Gallardo anotó uno de los cinco goles con los que los Pumas golearon a los Rayados de Monterrey el pasado domingo en Ciudad Universitaria.

Apodado el ‘Vegeta’, por su singular peinado, tuvo que soportar la discriminación de ser mandado a la Segunda División y al equipo Sub-20 cuando ya entrenaba con el primer equipo, simple y sencillamente, porque los extranjeros debían tener más oportunidad.

A la llegada de Palencia, volvió a ver la luz.

“Ahora tenemos muchas oportunidades los que venimos de abajo, y ahora que las tenemos hay que aprovecharlas al 100 por ciento, no hay que dejarlas pasar”, agrega el zurdo de 22 años, nacido en el municipio de Cárdenas, Tabasco.

Hoy, a diferencia del pasado, los jugadores de la cantera “nos sentimos parte del equipo y los veteranos que están a nuestro lado nos ayudan y nos impulsan, te aconsejan en lo que haga falta, no son en ningún momento egoístas”.

De los 23 jugadores registrados para el Apertura 2016 en el conjunto de la Universidad Nacional, 15 son salidos de la cantera, 2 son mexicanos que vienen de otro club y sólo 6 son no nacidos en México.

Según el sitio web especializado transfermarket, la plantilla felina está valuada en 31.4 millones de dólares, la más baja de los cuatro grandes: América (46.3), Cruz Azul (36.9) y Guadalajara (35).

Lo importante al final de cuentas, es que en Pumas la tradición, los valores, lo que por tantos años le dio resultado, lo han retomado.

El club de la Universidad Nacional Autónoma de México ha vuelto a las bases y aunque “es muy temprano para echar campanas al vuelo”, como lo ha dicho Juan Francisco Palencia, el atrevimiento de intentar rugir en ‘mexicano’, y no en ‘extranjero’, se agradece en estos tiempos a la 10/8.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios