Zidane llega para darle nuevo vigor al Madrid

Rafael Benítez sale por la puerta de atrás, entre abucheos, divorcio con las estrellas y la pérdida de fe de la directiva

El ex futbolista francés, Zinedine Zidane, junto con Florentino Pérez, quien lo nombró director técnico merengue el mismo día de la destitución de Benítez (JUAN MEDINA. REUTERS)
Universal Deportes 05/01/2016 00:34 Agencias Madrid Actualizada 00:34
Guardando favorito...

El Real Madrid anunció ayer la destitución del técnico español Rafael Benítez y su sustituto será el francés Zinedine Zidane, quien fue presentado inmediatamente después de anunciarse el nuevo despido de un entrenador blanco.

Así lo confirmó el presidente blanco, Florentino Pérez, en rueda de prensa tras convocar de urgencia a toda su junta directiva. Apenas hubo unas pocas palabras de agradecimiento a Benítez y unas mínimas palabras de Zidane. Y no hubo turno de preguntas para la prensa.

Pérez defendió su confianza en Zidane. “Conoce a estos jugadores porque con muchos de ellos lograron la décima Copa de Europa [como ayudante de Carlo Ancelotti]. Durante toda su vida ha afrontado los desafíos más grandes. Tiene toda nuestra confianza y apoyo. El madridismo va a estar a tu lado”, le dijo al astro francés.

Y añadió, dirigiéndose otra vez a su nuevo entrenador: “La palabra imposible para ti no existe”.

Después, Zidane tomó la palabra y con su timidez habitual declaró: “Voy a hacer todo lo posible y todo lo mejor, y creo que va a salir todo bien. Es un día muy importante para mí. Tengo incluso más emoción que cuando firmé como jugador. Voy a hacer todo por este club”.

A Benítez sólo le duró siete meses su sueño de entrenar al Real Madrid, la ilusión de toda su vida. El 3 de junio fue presentado entre lágrimas y ahora sale por la puerta de atrás, entre abucheos de la afición, divorcio con las estrellas del equipo y la pérdida de fe de los dirigentes.

Hace semanas que se hablaba del despido de Benítez, por los malos resultados y diversos conflictos internos. El empate del domingo ante el Valencia fue el detonante.

Benítez deja al Real Madrid en la tercera posición de la Liga española, a cuatro puntos del Atlético de Madrid y a dos del Barcelona.

En 18 jornadas, el equipo blanco perdió 17 puntos al sumar cuatro empates y tres derrotas. Una de ellas, la del 4-0 en casa ante el Barcelona el 21 de noviembre, fue el principio del fin de Benítez.

A partir de entonces, la hinchada puso la cruz sobre el entrenador, quien se tuvo que acostumbrar a escuchar abucheos de su propia hinchada cada vez que se anunciaba su nombre en el Santiago Bernabéu.

Su sustituto será Zidane, quien a sus 43 años asume su primera gran oportunidad como técnico tras entrenar durante año y medio al Castilla, el filial del primer equipo y al que no pudo ascender la pasada temporada a la segunda categoría.

Zidane conoce bien al plantel, pues en la temporada 2013-14 actuó como ayudante del entonces entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti. Precisamente, la sombra del entrenador italiano, despedido en junio de 2015, resultó demasiado alargada para Benítez. Pérez habló de la necesidad de “buscar un impulso” para justificar la destitución de Ancelotti, pero tal decisión —tomada en contra de los deseos del vestuario— resultó una mala idea.

Benítez se convirtió en el décimo entrenador despedido por Pérez en las dos etapas de éste al frente del club blanco. La lista la inauguró en 2003 Vicente del Bosque y continuó con los nombres de Carlos Queiroz, José Antonio Camacho, Mariano García Remón, Vanderlei Luxemburgo, Juan Ramón López Caro, Manuel Pellegrini, José Mourinho y Carlo Ancelotti. El presidente está en manos de Zidane.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Comentarios