Eugenio Figueredo acusa al español Gorka Villar por extorsión

Universal Deportes 25/12/2015 10:08 DPA Montevideo, Uruguay Actualizada 10:08

El ex presidente de la Conmebol Eugenio Figueredo acusó al español Gorka Villar de extorsionar a clubes uruguayos que hace dos años denunciaron al ente rector, afirmó en Montevideo Pablo Barreiro, abogado del sindicato de futbolistas profesionales de Uruguay.

Al salir de la audiencia en la que Figueredo declaró ante una jueza de la capital uruguaya, al atardecer del jueves, Barreiro reveló que el dirigente uruguayo, también ex vicepresidente de FIFA, señaló "a los diez presidentes de las asociaciones nacionales de Sudamérica", como receptores de dinero ilegal.

Figueredo dedicó "un capítulo especial a Gorka Villar por el papel extorsivo determinante hacia los clubes uruguayos para que retiraran esta denuncia que hoy prosperó", dijo Barreiro. Villar, hijo del presidente de la federación española y, en los hechos, jefe de la UEFA, Ángel María Villar, se desempeña como director general del organismo sudamericano.

El abogado de los futbolistas se refiere a Peñarol, Miramar Misiones, El Tanque Sisley, Juventud, Cerro Largo, Cerro, Rentistas y Racing, que iniciaron la demanda en diciembre del 2013 junto con el sindicato de futbolistas, pero después se retiraron ante las amenazas de suspensión a nivel internacional, formuladas desde Conmebol.

Los futbolistas la mantuvieron y dos años después lograron que Figueredo fuera procesado y enviado a la cárcel, tras ser extraditado desde Suiza, donde estuvo detenido desde fines de mayo por otra investigación que inició la Justicia de Estados Unidos.

De acuerdo a la versión de Barreiro, Figueredo incluyó en la lista de dirigentes que recibieron dinero a su compatriota Sebastián Bauzá, ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) entre 2009 y 2014, quien hasta ahora estaba libre de culpas y no había sido  mencionado tampoco en las investigaciones de la Justicia estadounidense.

"No sé qué grado de veracidad hay, pero Figueredo mencionó a los 10 integrantes de la Conmebol como receptores de dinero", indicó el abogado de los futbolistas profesionales de Uruguay.

También Figueredo "mencionó el recibo de dinero de empresas y por diferentes medios y las inversiones que realizaba, pero eran todos elementos que ya se manejaban", por lo cual no hubo nada nuevo en este sentido.

Figueredo "hizo un análisis de cómo funcionaba la operativa" de corrupción a nivel de la Conmebol, y la Justicia decidió que eran elementos suficientes como para iniciarle un proceso y enviarlo a la cárcel, indicó Barreiro.

El abogado destacó que el ex dirigente uruguayo, de 83 años, exhibió "mucha lucidez y desarrolló cada uno de los puntos con naturalidad y claridad", aunque la abogada de Figueredo, Karen Pintos, afirmó que el estado de salud de su defensor es "delicado".

Figueredo "no habló de sobornos pese a que la situación se puede definir como recibo de coimas. Habla de prebendas y por muchos millones" de dólares, aunque Barreiro no pudo precisar porque durante la audiencia se manejaron muchas cifras que no retuvo.

El fiscal Juan Gómez, que pidió el procesamiento de Figueredo, informó que en las próximas horas se divulgará el detalle de su escrito con los argumentos para pedir la prisión del ex hombre fuerte del fútbol uruguayo que hoy cumplió su primer día en la Cárcel central de Montevideo.

Figueredo fue procesado el jueves por los delitos de estafa y lavado de activos, luego de declarar durante varias horas, apenas aterrizó en Montevideo procedente de Zúrich.

Se desestimó el pedido de la abogada defensora Karen Pintos para que Figueredo recibiera el beneficio de la prisión domiciliaria, debido a un "delicado estado de salud", según argumentó, aunque se pidió a la policía especial cuidado y tratamiento.

Temas Relacionados
Caso FIFA

Comentarios