Pumas quiere devorar al azul

La Máquina, como sotanera, recibe a los líderes felinos del Pedregal y su efectiva ofensiva

Eduardo Herrera, delantero auriazul, tiene fuerte deseo de anotarle a La Máquina, aunque no es un rival sencillo (DIEGO IGNACIO FORES. IMAGO7)
Universal Deportes 19/09/2015 00:19 Héctor Alfonso Morales y Daniel Blumrosen Juárez Actualizada 03:54
Guardando favorito...

[email protected]

El abismo estadístico que separa a Pumas del Cruz Azul pronostica que los felinos tendrán una “presa fácil” para derrotar y hasta golear esta tarde.

Pero como dirían los clásicos, en 90 minutos puede pasar cualquier cosa, máxime cuando se trata de la irregularidad de Liga MX. En CU lo saben.

“Ningún equipo es fácil y mucho menos por la circunstancia en la que están ellos. Jugar en su casa, con toda la presión que tiene, porque es un equipo con buen plantel... Simplemente, no se le han dado los resultados y para nada va a ser fácil”, asume el atacante auriazul, Eduardo Herrera.

Universidad goza en el liderato del torneo, mientras La Máquina se nota ahogada en la oscuridad del sótano en la tabla de posiciones. Una separación de 11 puntos luce demasiada para dos equipos que presumen ser grandes, pero así ha sido su realidad a lo largo de este certamen.

Pumas es puntero también en ofensiva [22 goles], en anotar el primer gol del partido [sólo tarda 28 minutos] y en el tiempo que está arriba en el marcador [389 minutos]. Su zaga mantuvo su meta intacta en cuatro de con ocho partidos en lo que va del torneo.

En cambio, Cruz Azul apenas ha podido mantener en dos ocasiones su portería en cero, ha estado en abajo en el tanteador 297 minutos [peor de la Liga MX] y sólo 160 arriba.

Tarda 50 minutos en marcar —casi el doble de su rival de hoy— y 47 en aceptar el primer gol en contra. Su ofensiva tiene 14 dianas menos que la de Pumas y su defensa ha admitido seis más que la de los del Pedregal.

Números que explican lo opuestas que son las rachas de ambas instituciones. Universidad tiene cinco triunfos en fila y los Cementeros desconocen la victoria desde el 8 de agosto [cuatro caídas y una igualada].

“Es una semana alegre, pero no nos hemos relajado. Sabemos que es un rival muy difícil, viene levantando, así es que vamos a hacer las cosas bien”, describe el atacante ecuatoriano felino, Fidel Martínez.

Guillermo Vázquez, cuando ha enfrentado a los celestes, nunca ha perdido en el estadio Azul, recinto del encuentro. Tiene un saldo de dos celebraciones y mismo número de empates.

“Va a ser buen juego. Ellos vienen mejorando. Nuestro equipo tiene que salir a hacer un buen partido y ganar”, señala el timonel universitario.

Sergio Bueno, el entrenador de los azules, puede enfilarse aún más rumbo al “patíbulo” en caso de caer ante su público, que cada vez que puede pide su salida de La Noria.

Cruz Azul apenas tiene una victoria sobre Pumas [Clausura 2014, 2-1] en las últimas nueve ocasiones que lo ha recibido. Luis Fernando Tena era el técnico cementero.

“Reconocemos que este momento en cuanto a números Pumas es superior, así que este partido se gana o se gana no hay otra opción, estamos viendo una situación complicada pero hay que dar la cara y rectificar la situación. Tenemos los argumentos para ganar y jugar bien”, acepta el meta celeste.

La mesa está servida para los Pumas. Si hacen valer su números en la temporada tendrán una presa fácil para devorar y seguir encumbrados en la tabla de posiciones.

Cruz Azul está obligado a resurgir, borrar lo que ha hecho en la campaña para darle la campanada al líder. Antes del silbatazo inicial, luce como víctima en su propia casa.

Temas Relacionados
Liga Mx
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones