Panthers terminaría inmaculado

El conjunto de Carolina está a tres victorias de cerrar la campaña regular sin tropiezo; pelea siembra uno de NFC

Cam Newton y compañía enfrentan esta semana a Nueva York (SAM SHARPE. USA TODAY SPORTS)
Universal Deportes 18/12/2015 00:43 Ariel Velázquez Actualizada 00:44

[email protected]

La posibilidad de que los Panthers de Carolina terminen invictos la temporada regular es cada vez más realista y así lo consideran las casas de apuestas, que tienen al equipo del coach Ron Rivera favorito en cada uno de sus tres próximos compromisos y con ventaja de por lo menos seis puntos y medio.

Los Panthers están a tres victorias de unirse a los Bears de Chicago de 1934 y 1942, los Dolphins de Miami de 1972 y los Patriots de 2007 como los únicos conjuntos en no registrar derrotas en campaña  regular desde 1933, cuando comenzó la era de los Playoffs. Aunque sólo los Dolphins de 1972 han conseguido un trofeo Vince Lombardi sin perder un solo juego, pero con un calendario de 14 partidos.

El camino de los Panthers ahora se sitúa sobre un  alambre, ya que con 13 semanas de juego el cansancio y las lesiones se acumulan y Ron Rivera debe ir escogiendo sus batallas: ganar todos los partidos o llegar sanos a los Playoffs.  Y es que Carolina ya tiene asegurada la división Sur de la Conferencia Nacional y  el descanso en primera ronda de la postemporada.  Entre lo que todavía pelean está la siembra uno de la NFC, la cual sólo podrían arrebatarle los Cardinals de Arizona, que se encuentran a dos juegos de distancia. Esta semana viajan a Nueva York,  el partido más complicado que les queda, pues de los tres rivales que enfrentarán los Panthers, los Giants son los únicos con aspiraciones  a Playoffs y aún así las casas de apuestas ven favorito a Carolina por 6 puntos.

Pero Nueva York es un equipo al que le gusta volar por debajo del radar y con traje de oveja. En 1998 los Giants recibieron a los Broncos de Denver, que llegaron 13-0 (el segundo mejor arranque desde los Dolphins de 1972) y los vencieron, aunque si sucede esto el domingo podría ser un buen augurio para Carolina, pues en aquella temporada Denver consiguió su segundo campeonato de la NFL.

No debemos olvidar que fueron los Giants los que terminaron en 2007 con los sueños de la temporada inmaculada de los Patriots cuando los vencieron de manera dramática para obtener el Super Bowl XLII y arruinar   lo que muchos pensaban sería un equipo de enciclopedia.

Carolina es la décima ofensiva en yardas totales  con 4,757, pero la segunda mejor por tierra con 1,845, producto de la navaja de dos filos que significa tener a Cam Newton como quarterback  y a Jonathan Stewart, quien se perderá el encuentro contra los Giants por  una torcedura en su tobillo derecho, una llamada de alerta para Rivera sobre la administración de su plantilla.

Sin embargo, el head coach de
origen mexicano formó parte como jugador de los Bears de 1985, que  consiguieron el Super Bowl XX con un récord total de 18-1, (15-1 temporada)  luego de que en la temporada de 1984 culminaron con  marca de 10-6, algo parecido a lo que están experimentando los Panthers, que en 2014 registraron  7-8-1.

Con una formación de tres receptores, un ala cerrada y un corredor (3x1), los Panthers enfrentan   a los Giants que son la defensiva que más taclea en la liga, con 934, pero la peor en yardas aceptadas, con 5,492, lo que significa que pasa mucho tiempo adentro  y se cansa, algo que
Newton sabe aprovechar.

Luego de Nueva York, los Panthers viajan a Atlanta para enfrentar a los Falcons, que hace una semana no sólo derrotaron, sino que blanquearon 38-0. Su último compromiso es contra Tampa Bay, a los que derrotaron en la semana  4, por marcador de 37-20.

Para muchos especialistas los Panthers aún no tienen la etiqueta de favoritos uno en la Nacional, pero en Las Vegas son los elegidos, pues en los momios son el sembrado número uno, con +320, igual que los Patriots de Nueva Inglaterra que van por la Americana.

Temas Relacionados
NFC

Comentarios