19 | DIC | 2018
Reuters

ASF: La semana de las zancadillas

14/12/2015
00:25
Iván Pirrón
México, DF
-A +A
Oakland y Jacksonville sorprendieron a la liga con sus victorias

Jaguars, Raiders y Saints jugaron el papel de aguafiestas en la Semana 14 de la NFL. Sus triunfos fueron ante equipos que quieren un boleto a los Playoffs o buscan mejorar su posición en la siembra. Los primeros quizá recuerden estas derrotas como las que los dejaron fuera de la postemporada.

Indianapolis, Tampa Bay y Denver fueron las improbables víctimas.

En Jacksonville, Blake Bortles lanzó tres pases de touchdown y corrió para otra anotación en la paliza de los Jaguars, 51-16 sobre los Colts, que habían ganado 16 en fila dentro de la División Sur de la AFC.

Tras la derrota de la semana pasada en Pittsburgh, los Colts (6-7) tienen ahora dos descalabros consecutivos, con marcador combinado de 96-26.

Jacksonville, que anotó 42 puntos y sólo aceptó un gol de campo en la segunda mitad, no anotaba tantos puntos en campaña regular desde que derrotó 62-7 a Miami en 1999.

En estas dos derrotas, Matt Hasselbeck ha lanzado un solo pase de touchdown, con dos intercepciones y sus dos ratings más bajos de la campaña: 61.2 y 74.9.

Para colmo, Hasselbeck salió del juego con una lesión en las costillas.

Ahora estos Colts sí que extrañan a Andrew Luck, quien no tiene fecha de regreso.

En Denver, el nombre de Peyton Manning también sonará mucho esta semana.

La ofensiva de los Broncos, comandada por el joven Brock Osweiler, fue incapaz de anotar un touchdown, se fue en cero en la segunda mitad y Denver cayó en casa 15-12 ante los Raiders de Oakland.

Khalil Mack capturó cinco veces a Osweiler, incluida una para un safety, en una inesperada derrota que nuevamente cambia la siembra en la AFC, pues los Bengals cayeron en casa ante Pittsburgh.

Fue el primer triunfo de los Raiders sobre Broncos (10-3) desde septiembre de 2011, pese a únicamente generar 126 yardas totales (-12 en la primera mitad).

Los receptores de Denver tampoco ayudaron al joven Osweiler. Demaryius Thomas dejó caer un envío de touchdown y Vernon Davis soltó un pase -en cuarto down- que les daba a los Broncos primero y 10 en la yarda 42 de Oakland, con 3:45 en el reloj.

Las ocho ofensivas de Denver en la segunda mitad se resumen a esto: despeje, fumble, despeje, safety, gol de campo fallado, despeje, cuarta y fuera, y cuarta y fuera.

Los 12 puntos de los Broncos fueron gracias a cuatro goles de campo de Brandon McManus. Nada más.

Por supuesto, la afición de los Broncos se preguntará cuándo estará listo Manning, pero, insisto, Osweiler es la mejor opción que tiene el coach Gary Kubiak en este momento.

Con estos reveses y el triunfo de Nueva Inglaterra en Houston, los Patriots (11-2) son de nuevo los primeros sembrados en la AFC, seguidos de Cincinnati (10-3) y Denver (10-3).

Indianapolis (6-7) también celebró la victoria de los Patriots, porque pudo mantenerse en el liderato de la División Sur, dejando al margen a los Texans (6-7).

Kansas City (8-5) y Jets (8-5) serían los Wild Cards en la AFC si la campaña terminara hoy.

EN LA NFC

En Tampa, los Buccaneers (6-7) perdieron por segunda ocasión en tres semanas y sus sueños de clasificar como Wild Card en la NFC comienzan a esfumarse.

Drew Brees lanzó un par de pases de touchdown a Marques Colston, y los Saints (5-8) ganaron por primera vez desde el 1 de noviembre, cuando vencieron 52-49 a los Giants.

Fue el octavo triunfo de Nueva Orleans en los más recientes nueve juegos contra Tampa Bay.

Increíble que los “Bucs” no pudieron hacerle más daño a la peor defensa del universo.

Green Bay (9-4) y Washington (6-7) ganaron y se mantienen como líderes en las Divisiones Norte y Este, respectivamente.

Seattle (8-5) y Minnesota (8-5) serían los sembrados cinco y seis, respectivamente, en la NFC.

LA VIDA SIN DALTON

Los Bengals habían tenido suerte con las lesiones.

Esa suerte se acabó.

Andy Dalton se fracturó el pulgar derecho al tratar de taclear (tras una intercepción) a Stephon Tuitt, ala defensiva de Pittsburgh.

Los Steelers ganaron 33-20 y Cincinnati tendrá que darle el control de su ofensiva al joven A.J. McCarron… hasta nuevo aviso.

Dalton visitará hoy a un especialista y en el transcurso del día los Bengals sabrán por cuánto tiempo se quedarán sin su quarterback titular.

ESPN reportó anoche que está fuera por el resto de la temporada.

Es la primera lesión de Dalton desde su debut en la NFL, en 2011, cuando se perdió medio juego ante Cleveland debido a un problema en la muñeca derecha.

Dalton es la principal razón por la cual los Bengals son considerados contendientes en la AFC. Ha completado 252 de 381 (66.1%) para 3 mil 191 yardas, con 25 touchdowns, 6 intercepciones y su rating de 107.4 era el más alto de la liga hasta antes de iniciar la Semana 14.

El coach Marvin Lewis le tiene mucha fe a McCarron.

“Este muchacho tiene una gran personalidad. Por eso está aquí. Tiene la confianza de los muchachos. Nos ha impresionado. Y ahora nos tiene que guiar por el tiempo que sea necesario. Estoy feliz de tenerlo. Por esto fue que lo reclutamos, para un momento como este”, dijo Lewis.

Cincinnati también perdió al ala cerrada Tyler Eifert, quien se conmocionó durante el primer cuarto. Eifert es, junto con Allen Robinson, de Jacksonville, el líder de la NFL con 12 recepciones de touchdown.

Los Bengals cierran la campaña con visitas a San Francisco y Denver, y un juego en casa ante Baltimore.

OTRO GOLPE PARA SEATTLE

La ofensiva de los Seahawks ya perdió a Jimmy Graham, a Marshawn Lynch y ahora al suplente de “Beast Mode”.

El novato Thomas Rawls está fuera por el resto de la campaña tras fracturarse el tobillo izquierdo.

Rawls se rompió durante el primer cuarto del triunfo de Seattle, 35-6 en Baltimore. De hecho, fue en la primera serie ofensiva de los Seahawks.

En la temporada, Rawls llevó el balón 147 veces y corrió para 786 yardas por tierra, con cuatro touchdowns en sustitución de Lynch, quien se recupera de una lesión abdominal.

Fred Jackson y DuJuan Harris son los otros corredores en el roster de Seattle. Jackson tiene 89 yardas en la campaña. Harris, 49.

No me sorprendería si los Seahawks firman a otro corredor en la semana.

Sin Rawls, Russell Wilson completó 23 de 32 para 292 yardas y cinco touchdowns.

En los cuatro juegos más recientes, Wilson tiene 16 touchdowns, cero intercepciones y su rating más “bajo” ha sido de 138.5.

Fue el cuarto juego consecutivo de Wilson con al menos tres pases de anotación sin intercepciones, con lo cual iguala el récord que comparten Tom Brady (2007), Peyton Manning (2013-14) y Aaron Rodgers (2014). Casi nadie.

PERFECCIÓN AL ALCANCE

Después de aplastar 38-0 a Atlanta, las Panthers únicamente piensan en algo: 16-0.

Es más que viable que Carolina se convierta en el segundo equipo de la historia que termina invicto una campaña regular de 16 partidos. Claro, el único que ha podido lograrlo son los Patriots, en 2007.

Los tres juegos que les restan a Panthers -que ya se ganaron el derecho a descansar en la primera ronda de los Playoffs- son ante Giants, en Atlanta y contra Tampa Bay. Estos equipos se combinan para un récord de 17-21.

En los últimos cuatro juegos, Cam Newton ha lanzado 13 pases de touchdown (tres ayer ante los Falcons) y una sola intercepción.

Tres letras: MVP.

Y luego está esa defensa de Carolina, que es cuarta en cuanto a puntos permitidos por juego (18.7), segunda en yardas (307.8), quinta contra el pase (223.2), cuarta contra la carrera (84.6), segunda en capturas de quarterback (40), primera en fumbles forzados (18), primera en fumbles recuperados (12) y primera en intercepciones (21).

Previo a esta temporada siete equipos iniciaron con 13 triunfos en fila; cinco de ellos avanzaron hasta el Super Bowl y tres lo ganaron.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios