Pagan por usar bat y manoplas

Peloteros checos ejercen distintas profesiones; piden vacaciones y costean su viaje para poder jugar

En la novena checa, 24 peloteros juegan en su país; dos en sucursales GL. ALEJANDRO ZEPEDA. EFE
Universal Deportes 20/03/2016 01:25 Mexicali Ariel Velázquez Enviado Actualizada 01:26
Guardando favorito...

[email protected]

De los 112 peloteros que disputan el clasificatorio del Clásico Mundial, tan sólo 34 están afiliados a una organización de Grandes Ligas. Pero el beisbol es más que pertenecer a un equipo ligamayorista. El Rey de los Deportes provoca que administradores financieros o ingenieros en informática soliciten dos semanas de vacaciones para recorrer casi 10 mil kilómetros y defender la franela de su país.

Tan redondo como una pelota se ha convertido el beisbol que a muchos jugadores no les despierta un interés económico, sino simplemente amor al juego. Es el caso de Petr Zyma, quien durante el día, en su natal Praga, es administrador financiero y por la tarde se convierte en un Derek Jeter checo, pero sin el glamour del ex pelotero de los Yankees de Nueva York.

“En República Checa el beisbol es mi hobby. Por jugar, en mi país no pagan nada, simplemente lo hacemos por amor al beisbol. Nosotros nos tenemos que comprar nuestros bats, manoplas y todos los aditamentos que necesitamos. Pero en el campo se me olvida todo lo demás, sólo quiero brillar. Me imagino que soy como Derek Jeter”, platicó Zyma, quien pertenece al equipo Eagles de Praga.

Un mes antes de reunirse con la selección checa, Peter habló con el jefe de su oficina y le solicitó un par de semanas de vacaciones. El short stop simplemente le dijo que iría a Arizona y México a jugar beisbol.

“Mi jefe pensó que me iba a una aventura, que quería experimentar el calor extremo. Simplemente se rió, porque no entiende lo que significa el beisbol para mí”.

En la novena checa, 24 peloteros juegan en su país, mientras que el catcher Martin Cervenka y el veterano Mike Cervenak, lo hacen en una sucursal de Grandes Ligas.

“Es difícil mejorar el nivel de nuestro juego, porque no existen personas que nos ayuden con nuevos entrenamientos. La forma en la que algunos crecimos en cuanto al juego fue yendo a preparatorias y universidades de Estados Unidos, donde además de estudiar pudimos practicar beisbol de una forma más organizada”, comentó el europeo.

El primer juego en la historia de República Checa en un clasificatorio del Clásico Mundial, lo perdió por nocaut con Alemania en el certamen que se celebró en septiembre de 2012 en Canadá.

“Creo que hemos dado pasos importantes. El juego que tuvimos contra México fue increíble”, dijo Martin Cervenka.

En Alemania el beisbol tiene mayor auge gracias a que su liga está captando el talento de beisbolistas latinoamericanos que no tienen cupo en campeonatos de sus países.

En la Bundesliga de beisbol se disputan 28 juegos regulares y los Playoffs que incluyen las semifinales y el encuentro por el campeonato.

El lanzador cubano Enorbel Márquez es uno de los elementos extranjeros que juegan en Alemania y tras su nacionalización, ahora defiende la franela teutona.

“Conocí a mi esposa cuando vivía en Cuba. Ella me llevó a Alemania y descubrí que existe una liga y acudí a probarme con un equipo que finalmente me contrató. Para mí es bueno poder impulsar el deporte en Alemania y defender la bandera”, externó el pitcher, de 42 años.

Alemania cuenta con seis jugadores que pertenecen a las granjas de Grandes Ligas, entre ellos destaca el receptor Bruce Maxwell, que conectó un cua drangular en el juego inaugural del clasificatorio del Clásico Mundial.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios