25 | MAR | 2019

You are here

Apuesta por lo sofisticado del fur en tus looks de esta temporada/ Fotografías: Felipe Delgado
Apuesta por lo sofisticado del fur en tus looks de esta temporada/ Fotografías: Felipe Delgado

Dar en el blanco

12/12/2015
01:00
Aldo H. Saldaña
-A +A
Aunque aún se considera atrevido, el winter white tiene raíces profundas y se mantiene vigente para esta temporada

Blanco.

La sola idea crea una imagen mental en el que se pueden reunir el invierno, la sofisticación y la pureza. Y aunque, al menos en la Ciudad de México, no ha nevado desde 1967, la idea de un atuendo winter white conjura imágenes románticas.

Aunque se podría calificar al blanco como un tono, lo cierto es que, de acuerdo con la teoría del color, éste es un color acromático. Es decir, no tiene la saturación propia de los otros matices, al igual que el negro o el gris. Sin embargo, existen matices que, aunque no son de un blanco inmaculado, tienen ligeros toques de beige, amarillo o gris y son usados frecuentemente en la moda.

Pureza histórica.

La perfección de este tono ha intrigado a la humanidad desde hace varios siglos. Los sacerdotes egipcios preferían las túnicas de lino blanco, mientras que en Roma, una toga decorada con tiza era llamada cándida y era usada por los hombres que buscaban cargos públicos, lo cual dio origen a la palabra candidato. En China, sin embargo, este matiz es considerado apropiado para el luto y se utiliza aún en los funerales.

Hasta bien entrado el siglo XX, el blanco representó uno de los colores de la aristocracia. Reinas, baronesas y condesas podían darse el lujo de usar vestidos, guantes y hasta zapatos de este color porque podían costear las lavanderas que durante día y noche mantenían el blanco en perfectas condiciones, tarea particularmente difícil en un siglo en el que las faldas barrían las insalubres aceras. El periodo napoleónico lo convirtió en un tono de rigor para las damas elegantes, quienes se paseaban, incluso en invierno, con delgados vestidos de muselina inspirados en Grecia y Roma.

Probablemente es por eso que, al menos en Estados Unidos se sigue considerando que usar este color (y particularmente, zapatos blancos) después de septiembre es un faux pas. Es una regla que, aunque temida, ha sido ridiculizada por personas fuera de la industria de la moda, como el director de cine John Waters en Serial Mom (1994). A pesar de eso, más de una persona alrededor del mundo se acerca al blanco con recelo una vez que bajan las temperaturas.

“Las primeras revistas de moda se adhirieron a esta regla, probablemente para disuadir a las señoras de la alta sociedad de arruinar sus conjuntos para alguna garden party por culpa de las lluvias de otoño. Lo curioso es que muchos de los íconos del siglo XX ignoraron este dictado. ¡Coco Chanel vestía de blanco todo el año!”, afirma la diseñadora de vestuario Alison Freer en su libro How To Get Dressed (10 Speed Press).

El mundo del cine, sin embargo, decidió ignorar esta regla y ha creado atuendos invernales memorables para sus protagonistas. Es muy probable que uno de los más impactantes (y memorables) haya sido el abrigo de pieles que Geraldine Chaplin lució en una escena de Doctor Zhivago (1965). Esta pieza coincidió con un periodo de rebeldía en la moda, en la que los diseñadores buscaron sacudirse las restricciones de los opresivos años 50. De éstos, el que más destacó fue André Courrèges, quien a mediados de los 60 decidió presentar una colección de abrigos cortos con doble botonadura y botas de caña alta en un impactante tono blanco “lunar”, mientras que Chanel presentaba sus clásicos trajes de falda adaptados para la época en un tweed perla acentuado por remates en negro, rojo, dorado y azul.

Claridad actual. En mayo de 1971, Mick Jagger se casó con una mujer nicaragüense que asistió a la ceremonia con un traje de pantalón blanco firmado por Yves Saint Laurent. Ese icónico momento de Bianca Jagger ha inspirado constantemente a los diseñadores y es uno de los elementos que actualiza los winter whites para 2015.

Así, durante las colecciones de entretiempo, el blanco total fue una de las tendencias más fuertes. Así, firmas como Stella McCartney, Chanel y Edun presentaron vestidos de cocktail, faldas con transparencias y blazers en una gama muy sutil de blancos apagados.

“La temporada Prefall suele llegar a las tiendas durante los últimos días del verano. Sin embargo, el llevar prendas blancas de esta temporada durante el resto del año da un toque de frescura al look, en especial si se lleva en un traje blanco”, afirma la periodista de moda Alyssa Vingan.

Para los desfiles de la temporada Otoño/Invierno 2015 el blanco resurgió a través de múltiples reinterpretaciones. Diane Von Furstenberg, por ejemplo, mostró su clásico vestido envolvente acompañado de acentos en negro, mientras que Céline ofreció un abrigo con mangas acuchilladas y botones de diferentes tamaños. Aunque probablemente la oferta más invernal vino de

Stella McCartney, quien presentó un abrigo en piel falsa ecológica y amplios vestidos en tejido de punto que ya causaron sensación en sus boutiques.
Incluso la cultura pop está dándole un giro al guardarropa invernal: la serie Scream Queens, creada por el prolífico Ryan Murphy, introdujo a “Chanel Number 3”, integrante de una hermandad universitaria que, de manera experta combina piezas en blanco con matices pastel y jamás se quita sus orejeras en pieles. Y aunque el personaje interpretado por Billie Lourd no usa el blanco de pies a cabeza, ha causado impacto entre las jóvenes que buscan replicar sus abrigos de piel falsa, conjuntos de dos piezas y llamativos accesorios para esta temporada.

“Nuestra inspiración está totalmente alejada de la realidad universitaria y la buscamos acentuar a través de texturas y un sinfín de accesorios llamativos”, explica Lou Eyrich, diseñadora de vestuario que también ha trabajado para otros proyectos de Murphy, como la exitosa miniserie American Horror Story.

Ésta es una de las variantes de esta corriente, en la que sólo el sentido común limita lo que se puede llevar o no. Las sandalias y telas ligeras en tiempo de frío, por ejemplo, no son una elección del todo práctica, aunque también son populares entre algunas fashionistas que intentan desafiar todas las reglas y planteamientos lógicos . “Lo único que recomendaría sería evitar telas específicas para el verano como el lino. Pero fuera de eso, existe una libertad total para usar ese color si se quiere lucir angelical”, concluye Freer.

Las cinco claves del winter white

1 LUCE UNA PIEL PERFECTA
Un rostro de aspecto aterciopelado, con un poco de rubor y un toque de delineador blanco son los complementos perfectos para este look.

2 DALE UN TOQUE ROCKERO
La icónica chaqueta de estilo motociclista y los leggings con una textura plastificada son una combinación ganadora si buscas expresar tu espíritu rebelde.

3 USA LAS TRANSPARENCIAS Una falda midi que muestre un poco de piel es un interesante atuendo de cocktail invernal. Llévala con una minifalda debajo para no enseñar de más.

4 EL ÉXITO DE LA FAUX FUR
La protección a los animales es un must para muchos diseñadores. Elige un abrigo sintético de aspecto lanudo y lúcelo sin culpa.

5 ACTUALIZA LOS CLÁSICOS
Busca detalles que se vuelvan distintivos en el tradicional abrigo: cortes asimétricos o solapas XL son dos recursos que funcionan a la perfección.

Lo que piensa

André Leon Talley, editor e influencer de moda:
“Las mujeres más elegantes de antaño, como Estée Lauder, solían decir que no se debía usar blanco después del verano. Por supuesto, en la situación actual del mundo de la moda, esa regla no existe ni siquiera para los zapatos”

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios