Desmontarán fuente de Chapultepec

El proyecto de restauración, que todavía no tiene permiso del INAH, contempla arreglar el monumento en otro sitio

La fuente fue construida entre 1759 y 1760; ha permanecido oculta entre puestos ambulantes y el paradero del Metro (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cultura 12/07/2016 00:23 Abida Ventura Actualizada 10:03
Guardando favorito...

[email protected]

La fuente más vieja de la ciudad está a punto de ser desmantelada para ser restaurada y así “protegerla” de las obras que el Gobierno de la Ciudad de México efectuará como parte de l proyecto del Centro de Transferencia Modal Chapultepec (Cetram).

Construida entre 1759 y 1760 donde iniciaba el llamado Acueducto de Belén de las Flores, la fuente que por varios años ha permanecido oculta entre los puestos ambulantes y el paradero de autobuses del metro Chapultepec será “desmantelada piedra por piedra” y trasladada a algún sitio, todavía desconocido, para ser restaurada.

Esos trabajos, según cuenta a este diario el diputado Alfonso Suárez del Real, a quien le han hecho llegar de manera anónima el cronograma de los trabajos que se pretenden realizar con dicho monumento histórico, consistirán en desmontar la fuente en diversas partes, atender la fractura que posee y conservar sus elementos originales. Sin embargo, advierte el diputado de Morena e integrante de la Comisión de Cultura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, estos trabajos todavía no cuentan con la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por lo que pide estar alertas ante el destino de la fuente.

“El proyecto me llegó de manera anónima, debajo de la puerta de mi despacho de la Asamblea y ahora tengo aquí hasta el número de pieza que le toca a cada uno de los elementos que la constituyen y cómo la van a quitar, pero lo que me queda claro es que el INAH aún no ha emitido la obligatoria autorización ni ha designado a un arqueólogo responsable para el desmantelamiento de la fuente; tampoco ha autorizado el lugar donde se resguardarán dichas piezas, ni se ha definido el proceso de restauración y si éste se va a llevar a cabo in situ o si se va a enviar al área de restauración del instituto en el Ex Convento de Churubusco”, dice el legislador, quien junto a vecinos de colonias aledañas, como la Juárez, ha promovido un amparo en contra de este proyecto que además del paradero incluye la construcción de una torre de oficinas de 41 pisos y un hotel.

De acuerdo con Suárez del Real, el proyecto que encabezará la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) con la participación de empresas privadas, contempla un proceso específico para desmontar la fuente: “Primeramente planean atender la fractura que tiene, a efecto de que no vaya a haber ningún desacomodo de las piezas; lo más importante sería el panel central que es el original, ya que muchos de los elementos arquitectónicos han sido restauraciones posteriores”.

Valor histórico. A lo largo de los años, comenta, la fuente ha tenido varias intervenciones, por lo que ahora es como una especie de “rompecabezas con piedras sobrepuestas en su momento, sin ningún cuidado”. No obstante, señala, su valor histórico es único, pues se trata del lugar donde iniciaba el Acueducto de Belén de las Flores, ahora conocido como Acueducto de Chapultepec, el cual fue inaugurado en 1779 por el virrey de Bucareli.

El acueducto estaba integrado por 904 arcos y fue una obra colonial que sustituyó a la construida desde 1427 por los aztecas sobre la calzada de Chapultepec. Durante la Colonia se construyeron dos fuentes surtidoras: la del Salto del Agua, que proveía a los habitantes de la capital, y la de Belén, que durante varios años alimentó de agua dulce a los pobladores de la colonia San Miguel Chapultepec.

Por tal importancia histórica, tanto diputados de la Comisión de Cultura de la ALDF, como los vecinos de la zona y defensores del patrimonio, han llamado la atención al gobierno federal y local, así como al INAH e INBA, para que garanticen el resguardo de dicho monumento, así como el edificio Art decó de la Secretaría de Salud que se ubica en esa zona.

Según Suárez del Real, el próximo martes algunos diputados y vecinos realizarán una visita en el sitio para conocer el polígono donde se desarrollarán los trabajos. Posteriormente harán una reunión técnica e informativa con los representantes vecinales.

Ayer, este diario solicitó información al INAH sobre si ha emitido autorización para desmantelar la fuente de Belén, si ha aprobado algún proyecto de restauración, cuál será el destino de las piezas y quién estará a cargo de la restauración, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios