1

Secretaría de Cultura, en el 'Diario Oficial de la Federación'

Desde las 12 de la noche, dejó de existir el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes
Ayer se publicó el decreto en la edición matutina del Diario Oficial de la Federación (ESPECIAL)
18/12/2015
00:23
Sonia Sierra
-A +A

[email protected]

El Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó ayer el decreto de creación de la Secretaría de Cultura, con lo cual hoy, desde las 12 de la noche, dejó de existir el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y a las 12:01 entró en vigor la nueva dependencia, la Secretaría de Cultura, que es la número 18 de la Federación.

Significa, como lo establece el decreto en sus transitorios, que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes se transforma en la Secretaría de Cultura, que sus bienes y recursos materiales, financieros y humanos se transferirán a la Secretaría de Cultura, junto con los expedientes, archivos, acervos y demás documentación bajo su resguardo.

Después de que el martes fuera aprobado el dictamen en el Pleno del Senado, y de que el miércoles, al concluir la entrega de los Premios Nacionales de Ciencias y Artes el presidente Enrique Peña Nieto promulgara la creación de la nueva cartera, se publicó el decreto ayer en edición matutina del DOF.

El nombre del titular de la secretaría aún no se anuncia; tampoco se ha informado cuándo se dará a conocer.

La iniciativa del Ejecutivo, presentada a la Cámara de Diputados el 8 de septiembre, sufrió modificaciones tras una serie de foros que realizó la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados; después ser aprobada por dicha comisión se turnó al Pleno de la Cámara de Diputados, luego a la Comisión de Cultura del Senado y finalmente al pleno de la Cámara de Senadores donde la noche del martes 15 de diciembre fue aprobada por unanimidad.

El decreto establece que las disposiciones, normas, lineamientos, criterios y demás normativa emitida por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes continuará en vigor hasta en tanto las unidades administrativas competentes de la Secretaría de Cultura determinen su modificación o abrogación.

Los mayores cambios. La Secretaría de Cultura integrará las instancias culturales federales, y conducirá la elaboración, expedición y evaluación del Programa Nacional de Cultura.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBA) dependerán de la Secretaría de Cultura aunque continuarán rigiéndose por sus respectivas leyes.

La educación artística que se imparte en las escuelas oficiales, incorporadas o reconocidas para la enseñanza de artes serán coordinadas por las secretarías de Educación Pública y de Cultura; se creará un Consejo Técnico Pedagógico como órgano del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Se incorporan a la Secretaría de Cultura el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), Radio Educación, y las estaciones Opus 94 y Horizonte del Instituto Mexicano de la Radio.

El Instituto Nacional del Derecho de Autor pasará a ser un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Cultura que organizará, controlará y mantendrá actualizado el registro de la propiedad literaria y artística, y que ejercerá las facultades en materia de derechos de autor de acuerdo con la Ley Federal del Derecho de Autor.

En los transitorios del decreto se determina que los derechos laborales de los trabajadores que presten sus servicios en el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, en la Secretaría de Educación Pública, en los órganos administrativos desconcentrados y en las entidades paraestatales que queden adscritos o coordinados a la Secretaría de Cultura se respetarán.

La Secretaría de Cultura otorgará el Premio Nacional de Arte y Literatura y el Premio Nacional de Ciencias; además se crearán los premios nacionales de Trabajo y Cultura Indígena, y de la Cerámica. Se creará un Observatorio de las políticas públicas culturales que dará seguimiento al impacto de dichas políticas en la población nacional.

Tras la publicación en el DOF vendrá el reglamento de operación de la Secretaría de Cultura; éste está en proceso de elaboración jurídica.

Académicos se manifiestan. Investigadores de instituciones mexicanas y de otros países se manifestaron en una carta contra la Secretaría de Cultura y se sumaron al rechazo que han sostenido investigadores del INAH desde que se presentó la iniciativa. Para los firmantes, entre ellos los mexicanos Pablo González Casanova y Rodolfo Stavenhagen, la nueva instancia “hace evidente el propósito de concesionar el patrimonio cultural a manos privadas”. También firman académicos de la Universidad de Carolina del Norte, del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador, de la Universidad de Montreal, de la Universidad de Buenos Aires, y del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia.

Mantente al día con el boletín de El Universal