16 | ENE | 2019
El objeto permitirá a todos los visitantes reflexionar sobre este momento de la historia de Europa, "un gran proceso migratorio que puede cambiar el modo en el que entendemos nuestro continente", aseguró MacGregor. FOTO: Twitter/@britishmuseum.

Museo Británico adquiere cruz de barco naufragado

18/12/2015
13:14
Londres
-A +A
Fue realizada y obsequiada por el carpintero Francesco Tuccio, tras el hundimiento en Lampedusa de una embarcación que transportaba refugiados

Una cruz hecha con los restos del barco de refugiados que naufragó en 2013 junto a Lampedusa y que dejó un total de 366 muertos es la última adquisición del director del Museo Británico de Londres, Neil MacGregor, que abandona su cargo.

Según informó hoy la BBC, esta cruz de madera fue creada y regalada por el carpintero Francesco Tuccio, que vive en la isla italiana donde tuvo lugar la tragedia.

La embarcación transportaba por las aguas mediterráneas a más de 500 refugiados de Eritrea y Somalia, de los cuales 151 sobrevivieron.

MacGregor explicó que se trata de un obsequio "sencillo" pero "conmovedor" para la colección de este centro.

"Tuccio permitirá a todos los visitantes reflexionar sobre este momento significativo de la historia de Europa, un gran proceso migratorio que puede cambiar el modo en el que entendemos nuestro continente", agregó.

El director recordó que durante su periodo al frente del Museo Británico ha adquirido muchos objetos "maravillosos", desde piezas de lujo hasta otras más humildes, pero aseguró que todas ellas han tratado de echar luz sobre las necesidades y esperanzas que comparten todos los seres humanos.

Algunos de los supervivientes del barco siniestrado eran eritreos cristianos que huían de la persecución en su país de origen.

Tuccio conoció a algunos de ellos en la iglesia del barrio y, como no podía ayudarlos de otra manera, coleccionó maderas del barco naufragado y elaboró para cada uno de ellos una cruz como símbolo de esperanza.

El carpintero también hizo una cruz para que el papa Francisco la llevara en una ceremonia conmemorativa y otra para el Museo Británico, después de que la pinacoteca contactara con él para saber si podría cederles una de sus cruces.

Cuando el museo agradeció al carpintero su donación, este les respondió: "Soy yo quien debería agradeceros la atención que habéis prestado a la carga que simboliza esta pequeña pieza de madera".

Por su parte, el museo defendió que es "esencial continuar coleccionando objetos que reflejen la cultura contemporánea para asegurar que la colección permanece dinámica y muestra el mundo tal y como es".

El desastre de Lampedusa, recordó la institución cultural, fue uno de los primeros ejemplos de las terribles tragedias que han sucedido a los refugiados/inmigrantes que quieren cruzar de África a Europa.

"La cruz permite al museo representar estos acontecimientos mediante un objeto físico, por lo que dentro de diez, 50 o 100 años esta última migración podrá verse reflejada en una colección que relata las historias de múltiples migraciones durante milenios", manifestó.

 

sc

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios