La Simón Bolívar en el Auditorio

La Orquesta Sinfónica se presentó por primera vez en el país; interpretó a Moncayo

La Sinfónica Simón Bolívar ejecutó piezas de Inocente Carreño y Carlos Chávez en el Auditorio Nacional; hoy ofrecerá un concierto gratuito en la explanada de la delegación Iztapalapa, a las 17 horas (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
Cultura 25/06/2016 00:22 Antonio Díaz / Clínica de Periodismo Actualizada 14:43
Guardando favorito...

A pesar de los pocos asistentes, se llevó a cabo la primera presentación en México de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela (OSSBV), el pasado jueves por la noche en el Auditorio Nacional, donde la agrupación ejecutó piezas de Inocente Carreño y Carlos Chávez, quienes fueron sus directores.

La Sinfónica Simón Bolívar, uno de los principales ensambles de El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, deleitó con la Suite Margariteña, de Inocente Carreño; la Sinfonía India, de Carlos Chávez, y la Sinfonía núm. 1 en Re mayor, Titán, de Gustav Mahler.

La OSSBV estuvo bajo la dirección del venezolano Diego Matheuz, designado en 2003 como director principal invitado de la Sinfónica de Melbourne. Durante la interpretación de la pieza de Chávez, el director tiró la batuta, desavenencia superada en los compases siguientes al tomar el repuesto que estaba en el atril del violín principal.

Hacia el final del recital, la agrupación que pertenece a   l Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y fundado en 1975 por el músico José Antonio Abreu, tenía programado a Mahler, pero fue tal la ovación por parte del público que regresó con un par de obras, tanto mexicanas como venezolanas: Huapango, de José Pablo Moncayo, y Alma llanera, de Pedro Elías Gutiérrez y Rafael Bolívar Coronado, piezas que también fueron bien recibidas, al grado de escucharse algunos tarareos.

Diego Mateheuz nació en Venezuela en 1984, fue formado por el mismo sistema que vio nacer a la Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela y fue nombrado director asociado de la agrupación en 2013.

El público, que no llenó ninguno de los niveles del coloso de Reforma durante las dos horas que duró el concierto, estaba conformado por personas de todas las edades, pero en su mayoría se podía apreciar la presencia de la comunidad venezolana en México. Al final del concierto gritaron: “¡Viva Venezuela!”. Incluso un hombre sacó una bandera del país sudamericano.

La agrupación, que cobra mayor relevancia por la singular integración entre los músicos fundadores así como los jóvenes que forman a través de su plan de estudios, ha compartido el escenario con artistas reconocidos internacionalmente, como Plácido Domingo, Luciano Pavarotti y Montserrat Caballé, entre otros, y ha sido dirigida por Gustavo Dudamel, Lorin Maazel, Akira Endo, Krzysztof Penderecki y Mario Benzecry.

Los miembros de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, que fueron denominados como Embajadores de Paz por la UNESCO, darán un concierto hoy en la explanada de la delegación Iztapalapa a las 17 horas, por lo que se instalará un escenario y una carpa que capacidad para más de 4 mil personas, informó la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Previo al concierto habrá un ensayo abierto para el público en general, aunque estará enfocado en la integrantes de orquestas juveniles de la demarcación. La entrada será gratuita.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios