Suscríbete

Canclini y la hibridación geopolítica

Refirió que los intercambios están cargados de sospechas y junto con la interdependencia, crecen los nacionalismos, los etnicismos y los intentos separatistas de región

Destacó que el termino hibridación nació en la biología, pero su apropiación en las ciencias sociales y humanidades inició en los años 70. FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL.
Cultura 04/02/2016 15:49 Notimex Ciudad de México Actualizada 13:59

Un breve recorrido por las teorías de la hibridación y sus resistencias, a partir de una iconografía de acontecimientos históricos, fue lo que ofreció el antropólogo Néstor García Canclini (1939) durante su participación en el Primer Coloquio Internacional sobre Híbridos en el Arte.

Al dictar la ponencia "Para una geopolítica de la hibridación" en el Museo Nacional de Antropología (MNA) el Doctor en filosofía por las Universidades de París y de La Plata, recordó que su percepción sobre lo híbrido surgió durante una investigación de campo en la zona de purépecha de Michoacán.

Detalló que fue en el poblado de Ocumicho, entre artesanías con diablos, arraigados en ciertos mitos purépechas y reelaborados por los indígenas y mestizos para situarlos en condiciones contemporáneas.

El también escritor y académico de origen argentino puso como epígrafe visual “La tragedia de las torres gemelas”, obra ganadora de un concurso de artesanías en esa entidad, autoría de Natividad González en la que aparecen las torres gemelas en barro, la muerte en medio de ellas, dos aviones estrellados y dos tumbas con los colores de México y Estados Unidos.

García Canclini citó ejemplos de constantes cambios de hibridación y agregó que las noticias de cada día refieren hoy un mundo en el que prevalecen los enemigos de hibridación.

“La geopolítica internacional, nutrida unos años por la sobredimensionada ventaja de la globalización, se va convirtiendo en la dependencia de miedos. No se detienen la expansión de los saberes, los recursos curativos, melodías orientales o africanas en occidente, ni las alianzas tecnológicas entre empresas europeas y americanas, con chinas, indias y japonesas”, dijo.

Refirió que los intercambios están cargados de sospechas y junto con la interdependencia, crecen los nacionalismos, los etnicismos y los intentos separatistas de región.

“Ante tanto fracaso de la interculturalidad, hacen dudar de las promesas de hibridación, el uso de este término se expande, gracias a las innovaciones tecnológicas”, sostuvo el profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Indicó que los fabricantes de autos híbridos confían reducir a la mitad el consumo de las fuentes de energía contaminantes, “los promotores de la economía compartida alentados por la expansión de Uber, imaginan como extender este modelo que ahorra personal y costos, a servicios de limpieza, diseño gráfico y de abogados”.

Destacó que el término hibridación nació en la biología, pero su apropiación en las ciencias sociales y humanidades inició en los años 70 y los primeros libros que sistematizan el tema, aparecieron en los 90, de modo que se sistematizó la noción de hibridación para designar el crecimiento de procesos culturales en los que estructuras y prácticas se combinan para generar nuevas estructuras, procesos y prácticas.

El académico indicó que la hibridación puede engendrar fusiones casi completas, como ocurre entre la música culta, y la popular, o en los cuadros de Picasso que entremezclan la iconografía cubista y la africana o puede producir fusiones restringidas como el caso de los emigrantes de un país a otro.

En el caso de los mexicanos, dijo, no se desprenden de su cultura de origen, sino que adoptan la lengua, hábitos laborales y de consumo estadounidense manteniendo en paralelo el uso de español en sus entornos familiares.

“Las teorías de la hibridación no designan un punto de llegada, dan una noción descriptiva que debe especificarse articulándola en procesos históricos específicos con lo que no se sintetiza y requiere interactuar con otros organizadores conceptuales.

“Son tantos los procesos a los que se aplica el concepto de hibridación, desde la evangelización cristiana fuera de Europa, hasta las fusiones de géneros musicales, desde mezcla de español e inglés que dieron el spanglish, hasta la convergencia tecnológica que hace confluir mensajes de radio, televisión, redes sociales, nuevos formatos y soportes”, consideró.

Finalmente, Néstor Canclini abundó que el concepto de hibridación es productivo para abarcar un conjunto complejo, multidimensional de articulaciones y fusiones nacionales e internacionales.

 

sc

Temas Relacionados
Néstor García Canclini

Comentarios