Orhan Pamuk captura en novela la historia de Turquía

En más de 600 páginas, la obra "Una sensación extraña" aborda cinco décadas y más de 15 voces, en una narración polifónica que es a la vez la historia de un país de identidad fragmentada y la de un oficio en extinción

FOTO: Archivo
Cultura 20/12/2015 17:15 GDA / El Mercurio / Chile Actualizada 17:15
Guardando favorito...

"He intentado ser un poco original y no hablar sólo de los cambios físicos de Estambul, sino que es una crónica que habla de los pequeños detalles: los coches, la gente caminando por las calles, las cocinas... Tengo esa inclinación a incluir pequeños detalles en la historia para explicar cómo cambia la ciudad", ha dicho Orhan Pamuk, el premio Nobel 2006, sobre su última entrega "Kafamda Bir Tuhaflık" (Una sensación extraña), considerada entre los libros más esperados del año.

En más de 600 páginas, la novela -la primera en seis años, tras la publicación de "El museo de la inocencia"- aborda cinco décadas y más de 15 voces, en una narración polifónica que es a la vez la historia de un país de identidad fragmentada y la de un oficio en extinción: los vendedores callejeros de boza, bebida tradicional turca obtenida de la fermentación del trigo y con baja graduación alcohólica, que recorren a gritos los barrios de Estambul ofertando sus productos.

A partir de los años cincuenta, muchos pueblerinos de bajos recursos migraron a Estambul para ejercer el oficio, en búsqueda de mejores horizontes.

Uno de esos vendedores es Mevlut Karatas, protagonista de la novela. Hijo de Mustafa, a los doce años abandona su pueblo de la Anatolia Central para ayudar a su padre en la venta de yogur por las mañanas y boza en las noches, mientras estudia en sus pocos ratos libres.

Esforzado, atractivo y honrado, Mevlut, sin embargo, vive rodeador por el fracasos. A diferencia de sus primos y tíos que llegan del interior de Turquía, el éxito económico le es esquivo, mientras que la tragedia y la mala suerte se convierten en constantes: por equivocación, se fuga y debe casarse con la hermana de la mujer que ama, enviuda joven y convive con una persistente "sensación extraña" de ser perseguido por sombras y misteriosos seres de ultratumba.

Aún así, Mevlut resiste estoico, mientras a su alrededor se suceden golpes de estado, crudos enfrentamientos entre nacionalistas, kurdos, marxistas e islamistas, y es tentado por fanatismos religiosos. Un ambiente lleno de efervescencia que le tomó a Pamuk varios esfuerzos de investigación.

"Por primera vez tuve la ayuda de un grupo de investigadores: estudiantes de posgrado que conocían y hablaban con la gente, obtenían detalles, y a veces me los presentaban. Cuando veo una persona a la que le gusta hablar, yo disfruto escuchándola", ha señalado el novelista, autor también de "El astrólogo y el sultán" y "Me llamo Rojo".

Pero aunque inédito, ese esfuerzo no es lo central, ha aclarado el autor: "Me gusta obtener este tipo de información, que le aporta autenticidad a la novela. Pero la investigación no es lo que me enorgullece; me da orgullo su balance y composición artística".

 

rad 

Temas Relacionados
Orhan Pamuk
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios