El suceso Miguel Ángel y Da Vinci

Ambos maestros renacentistas convocaron a 386 mil asistentes en el Palacio de Bellas Artes

Hacer posible ambas muestras en la ciudad de México tuvo un costo de 17 millones de pesos. (FOTO: Archivo EL UNIVERSAL)
Cultura 24/12/2015 12:39 Notimex Ciudad de México Actualizada 12:39

Con la implicación social que representó beneficiar a la población con el acceso gratuito al arte universal, llegaron a México en junio pasado las exposiciones “Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos” y “Leonardo Da Vinci. Y la idea de la belleza”.

Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y María Cristina García Cepeda, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), dieron la bienvenida a ambas muestras que abrieron sus puertas el 26 de junio pasado, en uno de los hechos más importantes de la cultura este 2015.

”Al inicio de la presente administración me propuse, junto con el INBA, hacer un enorme esfuerzo por traer lo mejor del arte universal a México, para así que pudieran conocerlo, disfrutarlo y enriquecerse con él millones de mexicanos. Incluso, Cuando fui Embajador de México Italia inicié los contactos para concretar el proyecto”, comentó Rafael Tovar.

De esa forma, el responsable de la política cultural del país construyó el concepto sobre cómo sería la exposición en torno a Miguel Ángel y que se amplía con la de Leonardo Da Vinci. En el caso de “Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos” son cerca de 75 obras entre dibujos y tres esculturas entre ellas la última en que se reconoce su autoría.

“Viene el cuadro extraordinario del Papa Julio II, el mismo que patrocinó a Miguel Ángel los trabajos en la Capilla Sixtina. Y lo más importante, vienen también obras originales entre dibujos, pinturas y esculturas; de Leonardo Da Vinci, viene un número similar de obras, y el Libro del vuelo', texto científico que viene por vez primera a América.

Para el titular del Conaculta, esta exposición doble permitiría a cientos de miles de visitantes tener un acercamiento pleno a uno de los momentos más geniales que ha tenido la historia de la humanidad, el Renacimiento.

Con un costo de 17 millones de pesos, ambas exposiciones, añadía entonces Tovar y de Teresa, no estaría más que en la Ciudad de México, “por la complejidad de sus traslados, préstamos, y porque muchas piezas no se pueden exponer más de un determinado número de horas al año, por su calidad de papel y dibujo que requiere condiciones especiales para su conservación”.

Aunque después se logró llevar la muestra al Parque Bicentenario de Guanajuato.

Por su parte, María Cristina García Cepeda, mencionó en su oportunidad que las muestras formaban parte del programa de actividades internacionales de la dependencia; “Leonardo nos acerca a su curiosidad y capacidad para observar y crear, mientras que Miguel Ángel nos permite vivir su versatilidad artística”, subrayó la funcionaria cultural.

La exposición “Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos” causó furor y permaneció en el Museo del Palacio de Bellas Artes hasta el 27 de septiembre.

Junto con la de “Leonardo Da Vinci y la idea de la belleza”, que estuvo hasta el 23 de agosto, la de Miguel Ángel sumó casi 370 mil visitantes.

 

rqm

Comentarios