Suscríbete

Anderson abre cátedra en la UNAM

Las artista relató historias y anécdotas que han inspirado algunas de sus piezas artísticas o que han surgido de esos procesos artísticos

La artista multimedia Laurie Anderson (JUAN CARLOS REYES)
Cultura 21/09/2016 02:03 Abida Ventura Actualizada 10:04

[email protected]

La artista multimedia Laurie Anderson (Illinois, EU, 1947) se considera una contadora de historias. “Todo mi trabajo, en el arte o cine, se trata de historias”, expresó al inaugurar este martes la Cátedra Max Aub en arte y tecnología de la UNAM

Y lo dejó claro a lo largo de la charla, titulada  "Lo audiovisual en su relación con la creación y el conocimiento en el siglo XX", que ofreció en la Sala Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario. Ante un auditorio lleno, Anderson relató historias y anécdotas que han inspirado algunas de sus piezas artísticas o que han surgido de esos procesos artísticos.

Una de las primeras anécdotas que  esta compositora y directora de cine estadounidense recordó fue cuando, a sus 13 años, mientras se postulaba para presidir el consejo estudiantil de su escuela, se le ocurrió escribirle una carta al entonces senador John F. Kennedy, pidiéndole consejos para ser la mejor candidata. Esa correspondencia con quien fuera presidente de los Estados Unidos dio pie a una pieza que la reconocida artista presentó en marzo pasado en el Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas en Washington con motivo del centenario del político.

“Es un intercambio que realmente atesoro. Cambió muchas cosas sobre mi vida”, ha dicho la artista sobre su relación con el presidente fallecido. Él, dice, reconoció la importancia que tiene la poesía y el arte para la sociedad. Un tema que ahora los políticos estadounidense no toman en cuenta, consideró. 

“Estados Unidos tiene grandes industrias militares y de otros tipos en todo el mundo, pero todo lo que tiene que ver con museos, casas de ópera, teatros, cines, simplemente es algo que ignoran, que está fuera del debate”, expresó la artista.

Conocida en el medio musical por su single "O Superman", que alcanzó el número dos en las listas de éxitos de Reino Unido en 1981, Anderson también habló de su colaboración con la NASA, donde fue la primera artista residente. Esa experiencia quedó plasmada en su espectáculo ‘The End Of The Moon’. 

"Fue un poco ridículo porque nadie me hablaba, los científicos siempre estaban ocupados y  se preguntaban: ¿en serio tenemos una artista residente?", contó entre risas. 

Pero de esa experiencia aprendió que entre un artista y un científico hay varias cosas en común. "Creamos cosas y nos preguntamos qué es eso, cómo funciona".

"Cuando te llaman artista multimedia, puedes ser lo que quieras", expresó.

La artista, que estuvo casada con el cantante Lou Reed hasta su muerte en 2013, comentó que muchas de sus obras nacieron de momentos de frustración que la llevaron a desarrollar otras ideas.  Una de ellas fue la pieza llamada “The Handphone Table”, que surgió cuando un día, mientras trabajaba en su máquina de escribir electrónica se dio cuenta que las cosas no estaban saliendo como ella quería.  Al dejar caer la cabeza entre las manos, en señal de frustración, escuchó un fuerte zumbido que venía de la máquina, pero que había sido amplificado por la mesa de madera. Tal sonido pudo percibirlo hasta en los brazos. En seguida, le surgió la idea de crear "una mesa que cantara" y que el público pudiera interactuar libremente con esa pieza. 

La también violinista finalizó su conferencia con una historia que, además de dar pie a una instalación artística, le ha dejado muchos aprendizajes. Se trata del testimonio de Mohammed el Gharani, un ex prisionero Guantánamo que accedió a contar su experiencia en esa cárcel.  Ese demoledor relato es el tema del performance ‘Habeas Corpus’ que la artista presentó en octubre de 2015 en el Park Avenue Armory de Nueva York. Lo loable de este personaje, afirmó Anderson, es que a pesar de las torturas y la terrible experiencia del encierro, este joven nacido en Arabia Saudita conserva su buen humor. Y aunque tiene prohibido pisar suelo estadounidense, él ama la cultura norteamericana. 

lsm

Temas Relacionados
Laurie Anderson artista multimedia

Comentarios