El aprendizaje empieza en la gestación

El desarrollo infantil representa un gran retos para los padres

El aprendizaje de un niño empieza en la gestación
El estudio se llevó a cabo en Guadalajara, Monterrey y la Ciudad de México. FOTO: Secretaría de Salud
Ciencia y Salud 24/09/2016 00:20 Redacción Ciudad de México Actualizada 00:20
Guardando favorito...

Para el adecuado desarrollo infantil, tenemos un gran reto que tiene que ver con los padres, alertó Antonio Rizzoli Córdoba, jefe de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”. Cerca del 40% de los padres de familia piensan que el aprendizaje de un niño comienza en su niñez y no desde la gestación, como realmente ocurre, esto de acuerdo con los resultados obtenidos de un estudio realizado por el nosocomio de la Secretaría de Salud, Fundación Televisa y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en México (UNICEF).

En el estudio llevado a cabo en Guadalajara, Monterrey y la Ciudad de México se mostró que 46% de los padres tenían entre 19 y 23 años cuando tuvieron a su primer hijo, mientras que el 21% eran de entre 15 y 18 años.

“Algo que hemos estado viendo es que los padres jóvenes son más receptivos al uso de la tecnología y los hombres se incluyen más en la crianza, sin embargo, en 67% de los casos aún solo la madre cuidaba al niño (...) 31% de los encuestados sabe que desde la gestación el niño ya empieza a aprender, mientras que alrededor del 40% piensa que esto comienza desde la niñez, por lo que se pierden periodos críticos”, alertó el especialista en neurología infantil.

Además, el especialista destacó que solo 16% de los padres de familia encuestados en este estudio habían escuchado acerca de la educación inicial, 33% el concepto de estimulación temprana y 19% sobre el desarrollo infantil temprano, por ello el reto es poner estos temas sobre la mesa.

“Una de las percepciones que hay que cambiar en los padres es que cuando abrazas a tu hijo, le hablas de manera clara, cuando lo arrullas y juegas con él estás favoreciendo su desarrollo y esto es importante decírselo a las familias, porque no les queda claro, entonces lo hacen sin saber la importancia que hay detrás (...) Las familias deben  darse cuenta que el desarrollo infantil es importante y no se requieren cosas caras, sino solo acercamiento y creatividad”, destacó.

Semáforo del desarrollo

Referente al tema de desarrollo infantil, el doctor en neurología pediátrica por la Universidad Nacional Autónoma de México, comentó que hace 15 años no se hablaba de este tópico, y al día de hoy, es necesario aplicar pruebas en todos los niños no importando su nivel socioeconómico.

La Prueba de Evaluación del Desarrollo Infantil (EDI) se mide a modo de un semáforo, donde verde es desarrollo normal, el niño hace lo que le corresponde para su edad; en el amarillo, el niño hace lo que le corresponde pero a una velocidad más lenta; mientras que los niños en rojo no lo hacen y suelen tener problemas de tipo neurológico.

Existen diferencias urbanas y rurales, y tienen que ver con las prácticas de crianza. En el área rural, en menores de 1 año está más afectada la parte motora gruesa y fina; mientras que en la parte urbana, el mayor problema es el lenguaje, en cual afecta a niños de dos años: “Un problema importante hoy en día es que los niños presentan retraso del lenguaje porque no les hablan, hay que hablarle desde el embarazo y al recién nacido claro y puntual, en este caso las estancias infantiles pueden ayudar a cambiar esto”.

En el tema de nutrición, Rizzoli Córdoba destacó que no hay que ver solamente la desnutrición, sino también el sobrepeso y la obesidad. En un estudio  también realizado por el Hospital Infantil, de 34 mil 972 niños del estado de Guanajuato en los que se hizo la evaluación del desarrollo con la prueba EDI y la Evaluación Nutricional de Peso y Talla,  79% de los niños daban resultados en verde; 17% rezago en el desarrollo y 4% riesgo de retraso.

El 86% de ellos se encontraban en un  estado nutricional normal, 5% con sobrepeso y obesidad y 9% con desnutrición.

“De los niños con desnutrición grave, cerca del 60% están en rojo, pero vimos que había una tendencia a incrementarse en sobrepeso y obesidad. Es muy importante saber que el sobrepeso y obesidad pueden ser un factor de riesgo para problemas en el desarrollo, en especial motor, por eso hay que tener cuidado con la alimentación y promover la lactancia materna para prevenir la obesidad en etapas tempranas”.

Finalmente, el experto destacó que  el contar con indicadores también va a ayudar con la toma de decisiones en la política pública; así como es de gran importancia empoderar a la familia, porque “si no tomamos en cuenta a la familia, de nada sirve que vaya a la mejor escuela, si después en su casa no hace nada, de nada sirve que los papás trabajen tres turnos para darle la mejor educación a sus hijos, pero en la noche no saben qué hacer”, subrayó.

 

jpe

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios


Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes