¿Palomas contra el cáncer?

¿Sabía que estas aves son capaces de distinguir con hasta un 99% de acierto los tejidos benignos de los malignos en las mamografías?

El ave observa una imagen de tejido mamario. Foto: EFE
Ciencia y Salud 27/12/2015 00:10 EFE Actualizada 00:10

Quizá no sean las aves más agradables e inteligentes del planeta, e incluso son causa de molestias en las ciudades debido a la suciedad y el ruido que provocan, pero las palomas también podrían ser unas insospechadas aliadas de nuestra salud.

Si estas aves fueran a las escuelas de medicina y se especializasen en patología o radiología, estarían capacitadas para distinguir el tejido mamario normal del canceroso al observar las diapositivas digitalizadas obtenidas mediante el microscopio y las mamografías, según un estudio de las universidades estadounidenses de Iowa, IU y de California en Davis, UC Davis.

Los investigadores entrenaron a un grupo de palomas comunes, poniendo ante su vista una serie de imágenes biomédicas de tejidos de mama humano, y dándole o retirándole la comida según acertaran o erraran al identificar el que estaba sano del enfermo, una técnica de laboratorio conocida como “refuerzo mediante la alimentación selectiva”.

“Gracias a este entrenamiento estas aves fueron capaces de distinguir, en una serie de diapositivas digitalizadas y mamografías, los tumores benignos de los malignos en las imágenes del tejido mamario, tan bien como pueden hacerlo los seres humanos”, según los investigadores.

Además, las palomas fueron capaces de incorporar lo aprendido y aplicar este aprendizaje de forma generalizada, de modo que cuando los investigadores les mostraron un conjunto totalmente nuevo de diapositivas digitalizadas de tejidos normales y cancerosos, las aves también las identificaron correctamente.

“La exactitud de la identificación que realizaron, al igual que sucede en el caso de los seres humanos, fue ligeramente afectada por la presencia o ausencia de color en las imágenes, así como por los distintos grados de compresión de imagen”, según los expertos de Iowa y California.

ACIERTO COMPARABLE AL HUMANO

Las palomas aprendieron a identificar correctamente en las mamografías las micro-calcificaciones (pequeños depósitos de calcio dentro de los tejidos) indicativas de un cáncer, aunque tuvieron menos éxito al clasificar las masas o densidades sospechosas de ser tumorales, según los autores de este estudio.

“Los aciertos y problemas en la identificación que experimentaron las palomas, proporcionan una ventana para entender mejor la forma en que los médicos procesan las señales visuales de las diapositivas y radiografías para diagnosticar y clasificar el riesgo de enfermedad”, según el doctor Edward Wasserman, profesor de Ciencias Psicológicas y Cerebrales en la IU y coautor del estudio.

Para Wasserman este trabajo también sugiere que las palomas podrían aprovecharse para ayudar a los investigadores a explorar la calidad de la imagen y el impacto del color, el contraste, el brillo y los artefactos de compresión de imágenes en el diagnóstico médico.

“Los éxitos y las dificultades que experimentaron las aves en las tareas que les dimos, sugieren que las palomas son muy adecuadas para ayudarnos a entender mejor como percibimos los humanos las imágenes médicas, y pueden ser útiles para evaluar el desempeño y el desarrollo de los equipos de imágenes médicas, el tratamiento de las imágenes y las herramientas de análisis de esas láminas”, explica el profesor Wasserman.

Las colúmbidas “también pueden ayudarnos, en el futuro, a idear mejores métodos para un entrenamiento y una formación más eficiente y eficaz de los profesionales de la medicina”, añade Wasserman. Según este científico, la paloma común (Columba livia) tiene una enorme capacidad para discriminar y clasificar una amplia gama de objetos e imágenes.

"Pueden distinguir las identidades y expresiones emocionales de los rostros humanos, así como letras del alfabeto, cápsulas farmacéuticas deformes e, incluso, si una pintura es de Monet o Picasso, por ejemplo", señala Wasserman.

"Su memoria visual es igualmente impresionante, con una retentiva comprobada de más de mil 800 imágenes", agrega.

DIAGNÓSTICOS CON PLUMAS Y ALAS

Para el estudio de la IU y la UC Davis, cada paloma aprendió a discriminar las imágenes cancerosas de las no cancerosas en una serie de diapositivas médicas, utilizando una técnica en la que se recompensaba a un pájaro con comida, solo cuando había realizado una selección correcta, mientras que sus elecciones incorrectas quedaban sin recompensar, de acuerdo a los autores.

Wasserman, quien viene realizando estudios sobre palomas desde hace 40 años, indica que son especialmente aptas “para discernir las muestras de patología que aparecen en las diapositivas biomédicas”.

"Cuando les mostramos a un grupo de cuatro palomas unas imágenes de este tipo sin comprimir, el nivel de precisión del grupo llegó a un increíble 99% de acierto, y comprobamos que ese trabajo grupal arrojaba un nivel de acierto más alto que el obtenido por cada uno de los pájaros individualmente”, añade.

Las aves fueron entrenadas para detectar las imágenes con y sin micro-calcificaciones en las mamografías, y así discriminar la presencia de malignidad en masas mamarias (densidades de tejido que pueden considerarse sospechosas).

Su promedio de exactitud fue de un 84% para las imágenes con micro-calcificaciones con las que habían sido entrenadas, y del 72% para las imágenes nuevas, un nivel de rendimiento equiparable al de los radiólogos humanos que participaron en este estudio, y que revisaron las mismas imágenes que las palomas, según los expertos de la IU y la UC Davis. Sin embargo, las aves tuvieron más dificultad para evaluar el potencial maligno de las masas de tejido mamario (sin micro-calcificaciones) que observaron en las mamografías.

El doctor Richard Levenson, profesor de investigación de patología de la UC Davis y coautor del estudio, ha comentado al servicio de noticias científicas ‘Sinc’ que no cree que las palomas vayan a acabar siendo usadas en hospitales para interpretar imágenes biomédicas en patología y radiología.

“No importa lo buenas que lleguen a ser; hay demasiadas validaciones, certificaciones y barreras legales, al menos en occidente”, bromea Levenson.

Este científico coincide con Wasserman en que sí que podrían utilizarse “para ayudar a desarrollar buenos materiales de formación, ya que la velocidad de aprendizaje y la precisión de las palomas en la distinción de imágenes médicas puede dar pautas para estructurar mejor los recursos de entrenamiento de especialistas”.

 

kal

Temas Relacionados
palomas cáncer de mama

Comentarios