Televisa y TV Azteca pierden valor por nueva regulación

Cambios en radiodifusión frenan desempeño de las firmas; competencia con nuevas plataformas pega a sus ingresos

Cartera 20/12/2016 01:36 Carla Martínez Actualizada 11:33
Guardando favorito...

[email protected]

Desde la entrada en vigor de la nueva regulación en telecomunicaciones, el valor de las acciones de Televisa ha perdido 13.74% y en TV Azteca ha sufrido una caída de 59.23%.

Este golpe a las televisoras se debe a que en los últimos años el mercado de radiodifusión ha sufrido cambios, han entrado a competir nuevas plataformas como la televisión por internet y videos bajo demanda, que pueden verse desde un smartphone.

También se impusieron nuevas reglas, como la obligación de distribuir gratuitamente los contenidos de Televisa y TV Azteca en los sistemas de cable, favoreciendo a firmas como Dish, Megacable, Axtel y Maxcom.

A esta competencia se suma la entrada en operación de Imagen Televisión y la licitación de 148 nuevos canales de televisión abierta que comenzarán transmisiones en 2018.

La pérdida de valor de Televisa y TV Azteca en la Bolsa se debe a una percepción de los mercados de que existe una regulación “exorbitante”, dijo Jorge Bravo, analista de MediaTelecom Policy and Law.

“En el caso de Televisa y TV Azteca es más grave la situación, porque ven un entorno donde tienen menos ingresos y una pérdida de valor del servicio radiodifundido por otras plataformas, sobre todo las de internet”, puntualizó Bravo.

Radiodifusión enfrenta cambios. En septiembre de 2011, el sistema Over The Top (OTT) Netflix llegó a México y un año después Claro Video, de Carlos Slim, entró al mercado de la televisión de paga por internet.

Sin embargo, Televisa y TV Azteca mantenían el liderazgo de contenidos en el segmento de radiodifusión hasta que a principios de 2014, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) publicó los lineamientos de must offer y must carry, obligando a las televisoras a compartir sus contenidos de manera gratuita con las empresas de televisión restringida.

Antes de esta regulación en el sector, Televisa cobraba a los sistemas de cable la cantidad de 1.69 dólares por suscriptor y TV Azteca una tarifa entre 65 y 80 centavos de dólar por cliente, ingreso que se eliminó con los lineamientos publicados.

Hasta 2015, Televisa y TV Azteca se dividían el total de la publicidad en televisión, donde la primera contaba con 59% del total, según cifras anuales de la empresa y la Confederación de la Industria de la Comunicación Mercadotécnica (Cicom).

A partir de 2016, este panorama cambió pues las televisoras deben compartir los ingresos publicitarios con Imagen Televisión y, en aproximadamente año y medio, con 148 canales nuevos de señal abierta.

En su reporte anual 2015, Televisa advirtió que entre los riesgos que enfrenta se encuentra la imposibilidad de transmitir contenidos relevantes como los partidos de futbol de la Selección Mexicana, las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos Olímpicos y de la Copa Mundial de la FIFA, entre otros eventos.

“Podría afectar las ganancias y los resultados de operaciones de la venta de publicidad de manera significante y adversa”, indicó.

Además, Televisa reconoció que la señal abierta enfrenta competencia de otras plataformas audiovisuales y al concretarse la transición hacia la televisión digital, la competencia se va a incrementar.

En tanto, TV Azteca señaló en su reporte anual del año pasado que si las audiencias se interesan en otros medios de comunicación, como ha sucedido en otros países, “los ingresos por la transmisión de publicidad en televisión abierta en México pueden verse afectados”.

Agregó que Imagen Televisión tiene poca experiencia en televisión abierta; sin embargo, “el Grupo Empresarial Ángeles, grupo al que pertenece Cadena Tres (Imagen Televisión), cuenta con amplia experiencia en el sector financiero, de salud, hotelero, editorial y radio en territorio mexicano”.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios