Líneas de México y EU comparten cielos

Gobiernos firman convenio para facilitar el transporte binacional de pasajeros y carga
El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y su homólogo estadounidense, Anthony Foxx, al firmar ayer el pacto de servicios aéreos (LENIN NOLLY. NOTIMEX)
19/12/2015
04:10
Sara Cantera
-A +A

[email protected]
Los gobiernos de México y Estados Unidos firmaron el nuevo Convenio Bilateral de Servicios Aéreos, el cual fomentará la competencia entre aerolíneas, aumentará las frecuencias y destinos de vuelo, lo que repercutirá en una reducción en las tarifas.

El acuerdo se firmó en Washington por Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, y por su par estadounidense Anthony Foxx, en presencia de representantes de aerolíneas de ambas naciones.

El plan permite que cualquier línea aérea connacional o estadounidense pueda transportar pasajeros entre ciudades de ambos países sin límite de frecuencias, destinos o capacidad de las aeronaves. Además, dejó vigente la restricción que impide que las empresas puedan volar de un país a otro, recoger pasajeros y llevarlos a un tercer territorio.

“Se establecen las bases para que, en atención al interés público, las autoridades aeronáuticas de ambos países sean las que evalúen y aprueben las solicitudes que se presenten de nuevos casos”, dijo Ruiz Esparza.

El director técnico de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), Francisco Ortigoza, dijo que “mientras se mantenga la posibilidad de hacer alianzas entre aerolíneas de los dos países, hay una oportunidad histórica para conjuntar operaciones, ser más eficientes, económicos y generadores de empleo, respetando los trabajos de cada uno de los lados”.

Una de las principales preocupaciones antes de que se firmara el convenio era que se permitieran las quintas libertades para el transporte de pasajeros, pues se corría el riesgo de que empresas extranjeras le quitaran tramos o rutas a grupos mexicanos.

“Cuando se abren las quintas libertades siempre hay una aerolínea aventurera que viene a romper el mercado; vuelan de Los Ángeles a México con un tramo que les deja dinero, aprovechando algún tipo de asociación con una compañía connacional y continúan a San José, Costa Rica, con un precio artificialmente bajo”, dijo Ortigoza.

“Con eso le empiezan a quitar ese tramo a una aerolínea mexicana que opera bajo costos normales”, agregó.
De esta forma, el convenio no permite la política de “cielos abiertos”. “Es un paso más hacia la liberación, porque todavía no es un convenio de ‘cielos abiertos’ en toda su perfección”, explicó Enrique Beltranena, director general de la aerolínea Volaris.

“El cambio más importante es [que se elimina] la limitación entre el número de aerolíneas que podían operar entre dos puntos en México y Estados Unidos y viceversa”, recalcó.

Interjet también respaldó la firma del convenio y la calificó como positiva y necesaria.

“Sobre todo, incentiva la oferta y competencia en beneficio de los usuarios”, indicó José Luis Garza, director general de Interjet.

Para analistas del sector, las aerolíneas mexicanas deberán buscar sociedades con las estadounidenses para subsistir bajo las nuevas reglas.

Aeroméxico está en proceso de concretar una asociación con Delta Air Lines, donde la empresa estadounidense tendría 49% del capital social de Grupo Aeroméxico. De acuerdo con fuentes cercanas al sector, Interjet también se encuentra en negociaciones con una aerolínea estadounidense.

En vuelos de carga, se abren las terceras y cuartas libertades, para llevar mercancía a cualquier ciudad en ambos países. También incluye las quintas libertades, que autorizan llevar productos a cualquier ciudad en ambas naciones, recoger nueva carga y llevarla a un tercer país.

Ruiz Esparza describió el convenio como “estratégico”, ya que los pasajeros transportados entre ambos países representan 70% del total de vuelos internacionales de pasajeros originados en México. El plan aún debe ser ratificado por el Senado en México, pero los sindicatos piden un plazo de un año y un mes para que entre en vigor.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS