Se encuentra usted aquí

Gruma concluye ciclo en Venezuela

17/12/2015
01:43
Miguel Ángel Pallares Gómez
-A +A

[email protected]

La productora de tortillas y harina de maíz mexicana Gruma, anunció ayer que va a dar de baja el valor en libros de su inversión neta indirecta en Molinos Nacionales (Monaca) y Derivados de Maíz Seleccionado Demaseca (Demaseca) para ser efectiva el 31 de diciembre de 2015.

“Gruma perdió el control de Monaca y Demaseca el 22 de enero de 2013 y dejó de consolidar la información financiera de dichas operaciones. Gruma siguió reflejando el valor en libros de dichas inversiones netas indirectas en su balance general, en la cuenta de Inversión en Venezuela Disponible para la Venta”, dijo el corporativo en un comunicado.

Dada la depreciación del bolívar y la situación económica de Venezuela, Gruma comentó que ha decidido dar de baja el valor en libros de las inversiones netas indirectas en Monaca y Demaseca, así como las cuentas por cobrar que ciertas subsidiarias de Gruma tienen con Monaca.

“La cancelación resultará en un cargo a resultados de aproximadamente 4 mil 362 millones, que se registrará en diciembre de 2015 en la cuenta de Utilidad (Pérdida) de Operaciones Discontinuadas, Neto”, manifestó la productora.

El cargo, precisó la empresa mexicana, es una partida virtual, por lo que la generación de efectivo de Gruma no se verá afectada.

Antecedentes. Los problemas de Gruma en Venezuela iniciaron el 12 de mayo de 2010, cuando el gobierno encabezado por Hugo Chávez publicó en la Gaceta Oficial del país, el Decreto de Expropiación número 7 mil 394, donde anunció la adquisición forzosa de los activos, propiedades y bienes de Monaca, así como de Demaseca.

Las plantas de Gruma en el país latinoamericano produjeron harina de maíz, de trigo y otros productos en menor escala.

La empresa entró en 1993 a la industria de harina de maíz venezolana por medio de una participación en Demaseca, y después adquirió 95% de Damca International Corporation, que poseía 100% de Monaca.

Mantente al día con el boletín de El Universal