18 | AGO | 2019

Pese a alza de tasa, persisten riesgos sobre tipo de cambio

30/09/2016
01:38
Rubén Migueles Tenorio
-A +A
Divisa mexicana no respondió ayer al incremento decretado por el banco central; dudan que Banxico avale otro movimiento en 2016, salvo por victoria de Trump

[email protected]

La decisión de la Junta de Gobierno del Banco de México de aumentar en medio punto porcentual su tasa de referencia fue una medida adecuada para mantener la inflación y sus expectativas bien ancladas, coincidieron la mayoría de los analistas financieros consultados; sin embargo, les preocupa el hecho de que la volatilidad cambiaria persista e incluso de agudice.

Por ahora, Banco de México considera que las expectativas de inflación continúan ancladas, aunque el balance de riesgos para la inflación se ha deteriorado como consecuencia de la incertidumbre asociada al entorno externo, por lo que no descarta que depreciaciones adicionales afecten el proceso de formación de precios.

De acuerdo con el Banco de México, el principal determinante de inflación a ser vigilado es el tipo de cambio, aunque agregó que no existe un objetivo para la cotización del peso. La depreciación de la moneda nacional está detrás de los tres incrementos a la tasa de referencia en lo que va del año por un total de 150 puntos base.

Sin embargo, en esta ocasión el tipo de cambio no respondió al incremento a la tasa de referencia del banco central. El dólar al menudeo termino la sesión vendiéndose a 19.83 pesos en la ventanilla de los bancos, 15 centavos por arriba del cierre anterior, en tanto que en los mercados internacionales el dólar frente a la divisa mexicana ganó 13 centavos para ofrecerse alrededor de los 19.51 pesos.

“La decisión de subir la tasa de referencia después de que el peso moderó sus pérdidas al inicio de la semana tomó por sorpresa al mercado y reduce el margen de acción de la Junta de Gobierno ante eventos que volverán a elevar la demanda por dólares en las semanas previas a las elecciones presidenciales de Estados Unidos programadas para el 8 de noviembre”, comentó Gabriela Siller, directora de análisis de banco Base.

Como Banxico anticipa un incremento a la tasa de fondos federales de la Reserva Federal antes de terminar el año, es poco probable que vuelva a endurecer la tasa de referencia este año, siempre y cuando Hillary Clinton gane las elecciones presidenciales, porque de lo contrario Banxico puede subir la tasa en al menos 100 puntos base para moderar el riesgo de salidas de capitales, agregó la especialista.

“El incremento de 50 puntos base de la tasa de referencia se trata de una medida acertada. No debe ser juzgada sólo por su impacto en el tipo de cambio, sino porque minimiza la posibilidad de que se presenten mayores salidas de flujos”, dijo Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA.

Para romper con las correlaciones que han llevado a una reacción asimétrica del peso ante los eventos internacionales era necesario un aumento de 75 puntos base en la tasa de referencia, por lo que un alza de medio punto simplemente cumple con lo previsto por los mercados e implica un enfoque más gradualista, lo que se reflejó en un tipo de cambio que operó a los mismos niveles de apertura después de la decisión de política monetaria, dijo Sergio Luna, de Banamex.

Hacia delante, los analistas de Banorte prevén un mercado cambiario altamente volátil, debido a una gran cantidad de riesgos provenientes del proceso electoral en EU.

La próxima reunión de Banxico es el 17 de noviembre, sólo nueve días después de las elecciones en EU.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios