Prevén analistas desaceleración del consumo interno

Ventas acumuladas a junio ascendieron a 704.2 mil millones de pesos, dice la ANTAD

Cartera 12/07/2016 01:46 Miguel Ángel Pallares Gómez Actualizada 04:39
Guardando favorito...

[email protected]

Las compras en tiendas de autoservicio, departamentales y especializadas han comenzado a desacelerarse, anticiparon analistas.

Ayer, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportó un aumento de 5.3% en sus ventas mismas tiendas en junio 2016, cifras apenas superiores a las registradas en el mismo mes del año pasado, de 5% y por debajo del dinamismo de 2012.

Las ventas mismas tiendas o ingresos comparables son la facturación de las cadenas minoristas sin incluir los establecimientos abiertos en los últimos 12 meses.

Este indicador proporciona cifras comparativas sobre el dinamismo de las unidades.

En ventas totales, las cadenas detallistas reportaron un alza de 8.6%. Este indicador estuvo por debajo de las cifras de 2015 y de 2012.

“Las ventas acumuladas al sexto mes de 2016 ascendieron a 704.2 mil millones de pesos”, dijo ANTAD en su comunicado.

Desde mayo de este año, el organismo que representa 49 mil 259 tiendas en el país mostró las primeras cifras con una desaceleración en su tasa de crecimiento.

En el quinto mes de 2016, las detallistas crecieron 2.9% en tiendas iguales y 6.2% en ingresos totales.

En los primeros meses del año, ANTAD había reportado incrementos en sus ventas por encima de 5.7% en sus ventas comparables que en abril llegaron hasta 9.9%.

A unidades totales, el repunte mínimos fue de 9.2% y las tasas más altas llegaron hasta 13.1% en abril.

Negras expectativas. Pamela Díaz, analista de Banco Ve por Más, anticipó niveles de crecimiento entre 5% y 6% en la segunda mitad de 2016, debido a diversos factores como una base de comparación más difícil, el efecto del recorte en el gasto público y las consecuencias del alza en la tasa de referencia anunciada por Banco de México.

 

int_venta_tiendas.gif

 

“Hay elementos que nos hacen pensar que las ventas van a mostrar una moderación en su crecimiento. El recorte en el gasto público en 2016 y 2017 afectará a las ventas minoristas, desde un ángulo de menos contrataciones en el sector público y por menor confianza de los consumidores”, indicó.

Otros de los elementos contra el consumo detallista son el efecto del tipo de cambio, que puede derivar en un incremento de precios, así como riesgos por un menor dinamismo en el empleo formal durante el mediano plazo, detalló.

“Los componentes de perspectiva tanto familiares como del país han estado presentando desaceleraciones importantes que nos llevan a pensar que estos crecimientos en el consumo de meses anteriores no son sostenibles en el corto plazo”, indicó la especialista.

Riesgo de desaceleración. Marisol Huerta, subdirectora de análisis de Banorte-Ixe, reconoció que existen elementos en el mercado interno para prever una desaceleración en las ventas detallistas del segundo semestre del año.

“La subida de 50 puntos base en la tasa de interés de parte de Banco de México podría terminar reflejada en el consumo, sin embargo, todavía tienes datos de inflación a la baja, crecimiento en remesas y dinamismo en el empleo”, indicó.

Temas Relacionados
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios