“También hay oportunidades de emprender un negocio en Cuba”

A través de un proyecto, ofrecen capacitación y asesoría empresarial a jóvenes
Riury Rodríguez, fundador de un blog de emprendedores; Adriana Sigüenza, CEO de Syncware, y Jorge Mandilego, director ejecutivo de Cuba Emprende (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
12/12/2016
01:52
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

Inspirados en el concepto de la Fundación ProEmpleo en México, en 2012, se formó Cuba Emprende, un proyecto financiado por el Arzobispado de La Habana, el cual ofrece capacitación y asesoría empresarial a jóvenes cubanos que quieran emprender un negocio en la isla.

En Cuba, sólo la Asociación Nacional de Economistas y Contadores, algunas universidades y la Asociación de Comunicadores, además de Cuba Emprende, pueden dar este tipo de capacitación a los jóvenes.

El proyecto es hasta el momento el que ha asesorado a un mayor número de personas, 2 mil 800 desde 2012.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el director ejecutivo de Cuba Emprende, Jorge Mandilego, explicó que el proyecto tomó el modelo del programa ProEmpleo en México.

“Nosotros facilitamos espacios de relación entre empresarios privados, brindamos capacitación y asesoría”.

“Somos empleados de la iglesia católica, la iglesia recibe fondos para sus diferentes programas y nos contrata para dar la capacitación”, dijo.

La mitad de las personas que acuden a Cuba Emprende por una asesoría son universitarios.

La capacitación que ofrecen se divide en dos grupos: quienes quieren iniciar un negocio o quieren mejorarlo. A éstos los mandan a una incubadora. Otros sólo van por capacitación, pues trabajan en una empresa del estado y buscan movilidad laboral.

“Les damos cuatro semanas de capacitación, lo primero es el desarrollo humano para que enfrenten temas de fracaso, reconocimiento dentro del entorno familiar y social; marketing; administración; contabilidad y finanzas; venta y servicio al cliente. Les damos todo el contenido para que hagan su plan de negocio y después pasan a una incubadora”, dijo Mandilego.

Los sectores con mayor oportunidad para abrir un negocio en Cuba son gastronomía, producción de alimentos, hostales, servicios de spa y belleza, empresas del sector tecnológico, diseño y fotografía.

Este año, Cuba Emprende tuvo un presupuesto de 45 mil dólares con el que asesoró a 125 personas, el proyecto asegura una vez que las empresas salen de la incubadora, ellos no se quedan con ninguna participación.

El Arzobispado de La Habana sólo cobra una cuota de recuperación de 4 dólares por persona por la capacitación y 10 dólares por el proceso de desarrollo empresarial.

Un caso de éxito es el de Adriana Sigüenza, CEO de Syncware, empresa que desarrolla software y soluciones informáticas.

La empresa llegó a Cuba Emprende en 2013 con tres personas, ahora laboran ocho y son independientes.

Mandilego visitó México para reunirse con universidades para convencer a expertos de capacitar a emprendedores cubanos de manera gratuita. “En Cuba, las universidades forman a las personas para ser empleados de empresas estatales, en esa preparación enfocada en el emprendimiento privado, el riesgo y conocimiento de gestionar el proceso y parte técnica no hay un programa de formación”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS