18 | AGO | 2019

… Y aplica misma acción con Pemex y CFE

24/08/2016
01:31
Redacción
-A +A
Standard and Poor’s aplicó la misma medida a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad

La calificadora Standard and Poor’s aplicó la misma medida a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad, a las que también les revisó la perspectiva, de estable a negativa.

La agencia estadounidense argumentó que mantienen la expectativa de que se dé un apoyo extraordinario del gobierno a ambas empresas productivas del Estado.

“La revisión de la perspectiva de la CFE y Pemex refleja el hecho de que una potencial baja de calificación de México puede traducirse en una acción similar sobre estas empresas pues sus calificaciones se mueven en línea con las del soberano”, detalló.

La firma confirmó la calificación en moneda extranjera de BBB+ para ambas empresas.

Pemex y CFE atraviesan por una compleja situación financiera, con diversas obligaciones que cumplir y pasivos importantes.

Otras 12 más. Además de las acciones al gobierno y las dos empresas productivas del Estado, la calificadora tomó la determinación de revisar la perspectiva de estable a negativa de las calificaciones de riesgo crediticio en escala global de largo plazo de 12 instituciones financieras mexicanas.

La medida incluyó a seis bancos comerciales (Inbursa, Banorte, Banamex, Bancomer, HSBC y Scotiabank), cinco entidades relacionadas con el gobierno (Bancomext, Banobras, Infonavit, IPAB y Nafin), y la única cámara de compensación y liquidación en el mercado mexicano (Asigna).

“La perspectiva negativa de 12 instituciones financieras mexicanas refleja nuestra opinión de que si bajamos las calificaciones soberanas en los próximos 18 a 24 meses, podríamos realizar una acción similar sobre las calificaciones de estas entidades.

“Esto se debe a que es poco frecuente que asignemos calificaciones a instituciones financieras por arriba de la calificación de largo plazo del soberano, pues en periodos de estrés, las potestades regulatorias y de supervisión del soberano podrían restringir la flexibilidad de un banco o del sistema financiero”, detalló.

Además, la banca comercial y de desarrollo se ven afectados por muchos de los mismos factores económicos que generan estrés soberano, concluyó la calificadora.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios