14 | NOV | 2019
4

Enfrenta medición de pobreza a Inegi y Coneval

16/07/2016
03:50
Tláloc Puga
-A +A
Se agudiza la desigualdad en las zonas rurales del país, dice instituto; más de la mitad del ingreso total se ubicó en 20% de hogares en 2015

[email protected]

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) acusó al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de incumplir el convenio de colaboración para medir la pobreza en México, así como de opacidad en las estadísticas.

El Inegi, que preside Julio Alfonso Santaella Castell, publicó ayer los resultados del levantamiento del Módulo de Condiciones Socioeconómicas 2015, que presume, tuvo criterios de captación y verificación de información en campo de mayor rigor.

Sin embargo, notificó que las acciones instrumentadas impiden comparar los resultados de 2015 con ejercicios estadísticos previos.

Al respecto, el Coneval denunció que las acciones del Inegi modificaron una de las variables indispensables para medir la pobreza, lo que trae una ruptura en la evolución histórica de las mediciones presentadas desde 2008.

La instancia gubernamental que dirige Gonzalo Hernández Licona acusó que los cambios en la captación del ingreso realizados por el Inegi fueron una decisión exclusiva del instituto y se dio al margen del convenio de colaboración de ambos organismos.

El consejo enunció que la modificación del Inegi al ingreso de los hogares se aprecia, por ejemplo, en el alza de 33.6% del ingreso en los hogares más pobres en un año, una vez descontada la inflación, “lo cual no es congruente con la tendencia manifestada en otros instrumentos del Inegi y con otras variables económicas”.

Los resultados del Módulo de Condiciones Socioeconómicas del Inegi provinieron de entrevistar 64 mil 93 familias el año pasado, de las cuales 15 mil 133 (24%) se ubicaban en zonas rurales y 48 mil 960 (76%) en urbanas.

Según la Ley General de Desarrollo Social (LGDS), el Coneval tiene la atribución de medir la pobreza a nivel nacional, estatal y municipal, mientras el Inegi debe captar en hogares del país la información de las variables que conforman la medición de la pobreza.

El economista Jonathan Heath opinó que el Inegi debió consultar al Coneval y ser transparente en los datos. “El Coneval es el usuario más importante, y si el Inegi lo ignora, de entrada hay una sospecha importante”, dijo.

Heath opinó que fue bueno mejorar las encuestas, pero es desalentador no disponer de datos que se puedan comparar a través de la historia.

Se agudiza desigualdad. De acuerdo con el reciente módulo del Inegi, más de la mitad del ingreso total en el país se concentró en 20% de los hogares y la inequidad fue más evidente en localidades rurales.

Las familias más pobres del país percibieron 2 mil 723 pesos al mes en promedio en 2015, en tanto las más ricas obtuvieron 53 mil 856 pesos, es decir, captaron 20 veces más recursos.

 

cartera_0.jpg

 

La desigualdad en la distribución del ingreso se agudiza en el campo, donde existe una brecha de 21.5 veces, mientras en ciudades fue de 19 veces.

Fuentes de ingresos. De acuerdo con el Inegi, 46% de los recursos económicos que obtuvieron las familias en zonas rurales se debió a remuneraciones por trabajo subordinado, es decir, por ser trabajador asalariado.

La segunda fuente de ingresos significó 20% y se derivó de transferencias, como por ejemplo ingresos por remesas, beneficios provenientes de programas gubernamentales, jubilaciones, pensiones y becas educativas.

La tercera fuente representó 15% y fue por trabajados independientes, por ejemplo un dentista, quien hace un trabajo pero no depende de un patrón.

Los hogares que habitan en las ciudades tienen como principal fuente de ingreso las remuneraciones por trabajo subordinado, pues representa 58% de sus recursos, mientras las transferencias suponen 14%.

En Nuevo León residen los hogares más ricos del país, con un ingreso promedio de 22 mil 279 pesos al mes en 2015, seguido de las familias que habitan en la Ciudad de México y Baja California Sur.

En cambio, las familias más pobres se encuentran en Guerrero con recursos por 9 mil 195 pesos mensuales y después Oaxaca y Chiapas.

Para Jonathan Heath, la desigualdad de ingresos que existe en el país tiene implicaciones negativas en el desarrollo económico.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios