Llega para conquistar

La nueva CX-3 ya está disponible en el mercado mexicano en una sola versión que se cotiza en 322 mil 900 pesos

Autopistas 29/12/2015 13:45 Actualizada 13:45

Mazda está de plácemes con el lanzamiento de la nueva CX3 con la que incursiona de lleno al creciente segmento de las SUVs pequeñas.

Como el resto de la gama de la compañía japonesa, Mazda CX-3 2016 llega con lenguaje de diseño Kodo (alma en movimiento) y las tecnologías Skyactiv, con un diseño deportivo, muy similar al Mazda CX-5, pero ligeramente más pequeña y práctica, con un aspecto ligeramente similar al de un auto coupé.

Su aspecto exterior es atlético, robusto, con la enorme parrilla que caracteriza a la familia del zoom zoom, las llantas son grandes y los voladizos cortos para contrastar de manera interesante con el cofre largo.

Por dentro luce detalles en color rojo y los mandos tienen una orientación envolvente y ergonómica hacia el conductor. Los materiales son suaves al tacto, pespuntes en algunas superficies y combinación tanto de colores como de texturas que le dan un aspecto muy premium.

El motor es un Skyactiv 2.0 litros que genera 148 caballos de fuerza (hp) y con un torque de 141 lb-pie. La transmisión es automática Skyactiv Drive de seis velocidades con modo manual, dirección electrónica y la tracción es delantera.

La nueva CX-3 ya está disponible en el mercado mexicano en una sola versión que se cotiza en 322 mil 900 pesos con un completo equipo de seguridad que incluye seis bolsas de aire, cámara de reversa, ABS, ESP y DSC.

Su diseño deportivo se complementa perfectamente con el manejo que además de ser dinámico es divertido ya que emplea la misma plataforma del Mazda 2 y trae modo sport para disfrutar la conducción en carretera.

Los caminos sinuosos y la altura de la Ciudad de México no son obstáculo para que el motor tenga una excelente respuesta, por el contrario, confirmamos que la CX-3 2016 se es suficientemente ágil.

Hay que mencionar que el estribo de acceso no queda tan despegado del piso como en algunas de sus competidoras como la Renault Duster o Honda HR-V, y ese podría ser un punto que no juegue a su favor ya que los buscadores de este tipo de vehículos lo que quieren precisamente es conducir en una posición elevada de manejo, y también debemos señalar que aunque el interior es bastante agradable con materiales de lujo, hay algunos de éstos que desentonan y que podrían mejorar su calidad.

Sin duda el segmento de las SUVs pequeñas se ha vuelto muy atractivo para las marcas. CX-3 viene a competir con Ford Ecosport, Chevrolet Trax, Renault Duster, Honda HR-V y Chevrolet Trax.

Comentarios