Suscríbete

Migrantes exigen apoyo a escolar para sus hijos en Chiapas

La comunidad inmigrante centroamericana salió a marchar, para denunciar que sus hijos “son discriminados” y aunque nacieron en México no los aceptan en las escuelas

Foto de Fredy Martín Pérez
19/09/2015 18:26 Fredy Martín Pérez / Corresponsal Tapachula, Chis Actualizada 19:14

Un grupo de mujeres anunció que salió a las calles, para dar a conocer la problemática que enfrentan con los jóvenes y niños estudiantes, nacidos en territorio mexicano, que no son admitidos en las escuelas.

“Nuestros hijos son discriminados; no los aceptan por no tener una residencia”, dijo la representante de la comunidad inmigrante centroamericana, Nora Rodríguez, quien detalló que en los municipios de Tapachula, Huixtla y Pijijiapan, es donde se han registrado el mayor número de casos.

Explicó que los niños que intentan ser inscritos en el kínder o primaria, los directivos les niegan la inscripción, porque exigen a los niños y tutores “tener residencia migratoria”.

En muchos casos, los niños que son nacidos en México, aún no cuentan con actas de nacimiento, mientras que sus padres, están a la espera de programas para tramitar documentos y eso les imposibilita inscribir a sus hijos a los planteles.

En algunos casos, cuando los menores centroamericanos son inscritos en las escuelas, entonces los directivos les exigen doble cuota “por tratarse de extranjeros”, revela Rodríguez.

Agregó que estas acciones que se realizan en los plantes educativos, se repiten en otras dependencias, como la Secretaría de Salud, donde un joven se le negó el servicio en el hospital Ciudad Salud.

En el caso de jóvenes que estudian la secundaria o preparatoria, no tienen acceso a becas y otros apoyos, aseguró la representante de los centroamericanos.

La salvadoreña Araceli López Pacheco, con dos niños, de cinco y seis años nacidos en territorio mexicano, se quejó de no recibir apoyos del programa Oportunidades, aun cuando es madre soltera.

“Yo he llegado a hablar con la presidenta de la colonia y me dice que tengo que tener constancia de residencia”, explica.

Los miembros de la comunidad inmigrante aseguraron, que aprovechó este día para participar en la celebración de las Fiestas patrias, donde llevaron banderas de México, Guatemala y Honduras, para denunciar la problemática que si vive en Tapachula, Huixtla, Pijijiapan y otros municipios de la costa.

La hondureña Gregoria Bernal Guillén, con 11 años de vivir en Tapachula, dice que sus hijos ya tienen actas de nacimiento como mexicanos, pero el alcalde no le ha querido dar apoyos de los programas sociales.

Su hija, está inscrita en el primer año de primaria, pero ni el alcalde saliente y el interino, Samuel Chacón y Venerando Díaz Martínez, le han dado una despensa alimenticia de los programas sociales que se distribuyen en colonias.

Por falta de un trámite, la hija de Bernal Guillén no ha sido inscrita en la escuela, pero aunque asiste todos los días a clases, lo hace como oyente. “Mi hija ya tiene acta de nacimiento, pero no la he podido matricular. Ella es mexicana”, explica.

El Instituto Nacional de Migración (INM), dio a conocer que en el 2014, expidió 23 mil 243 tarjetas de residente temporal, mientras que en lo que va del 2015, van 23 mil 942.

Pero en cuanto a la renovación de ese documento, el año pasado se realizaron 30 mil 499 trámites y en lo que va del año 26 mil 992.

En cuanto a los cambios de la condición migratoria de residente temporal a residente permanente, hubieron 21 mil 461 trámites y en lo que va del año 12 mil 991.

En cuanto a la expedición de Trabajador Residente Permanente, en el 2014, se realizaron 23 mil 821trámites, mientras que mil 547 lo renovaron el año pasado y en el 2015, son mil 153.

La dependencia, revela que los extranjeros que han sido documentados como residentes permanentes “por reconocimiento de refugio”, por ser perseguidos en su país, en el 2014, son 118, pero en el 2015, 171.

De ese número 34 salvadoreños consiguieron ese estatus en el 2014, 55 de Honduras, tres de Guatemala y 26 de otros países. En el 2015, 77 fueron de El Salvador, 87 de Honduras y 17 de Guatemala y 10 de otros países.

La comunidad inmigrante centroamericana salió a marchar, para apoyar a sus hijos “que son discriminados” y que no los aceptan por tener una residencia permanente.

ovs

Temas Relacionados
Centro Americanos estudio

Comentarios