Una mafia opera en Cruz Azul

Johan Rodríguez, ex jugador celeste, dice que el hijo de Billy, Robin, cobra a niños por una oportunidad
“Se me hace increíble que se le cobre a los niños para hacer pruebas en el equipo: de 3 a 5 mil pesos”. (IMAGO7)
23/12/2017
04:57
Juan Carlos Sánchez Albarrán
-A +A

[email protected]

El ex futbolista Johan Rodríguez habló en exclusiva para EL UNIVERSAL Deportes y no se tocó el corazón al referirse al Cruz Azul, equipo en el que debutó y del que es parte de esa generación que vivió el último título, hace 20 largos años.

El gemelo expresó lo que para él son los factores que han hecho que el equipo se encuentre en la situación tan penosa por la que atraviesa, con una crisis deportiva e incluso de identidad.

“Cuando estuve en Cruz Azul, el señor Billy [Álvarez] me trató muy bien; la verdad es que no tengo queja de cómo era en ese entonces el trato a los jugadores. Todos los de esa generación [Invierno 1997] fuimos tratados de la mejor manera, con buen sueldo, comidas. Algo muy distinto a lo que es en la actualidad”, aseguró.

Sin miedo, Joahan confesó cosas turbias que suceden en la institución celeste, mismas que demuestran la mafia que hay dentro del futbol mexicano.

“Puedo decir abiertamente que un familiar de él [Guillermo Álvarez] es el que le hace daño al equipo”, acusó.

—¿Quién? ¿Robin [su hijo]?

“Sí. Se me hace increíble que se le cobre a los niños para hacer pruebas en el equipo. En muchas ocasiones, ellos son de bajos recursos, vienen de zonas muy humildes, no les alcanza ni para comer y les cobran cantidades que para ellos son prácticamente imposibles de pagar: de 3 a 5 mil pesos”.

Con tristeza, el ex volante lamentó estas acciones y reclamó las decisiones que ha tomado la directiva del equipo celeste en torno a los ex futbolistas, quienes están vetados y no los dejan entrar a las instalaciones.

“Es triste que quienes dimos mucho por este equipo no seamos tratados de buena manera. No nos dejan entrar a las instalaciones y son decisiones que uno no entiende”, dijo.

Al ser cuestionado sobre el proceso de Juan Carlos Osorio al frente de la Selección Mexicana, el mundialista en Corea de Sur-Japón 2002 reveló que los resultados hablan por sí solos, aunque no comparte la manera de trabajar del técnico colombiano.

“Los resultados ahí están. Las críticas pueden ser buenas o malas, pero el trabajo que ha hecho se ve reflejado en que calificaron al Mundial como se debía. Y, por supuesto, yo no lo critico a él como persona, porque debemos separar lo personal y lo profesional, que es en este caso, lo que nos corresponde”, recordó.

En cuanto a la posibilidad de que el Tricolor juegue el famoso quinto partido en Rusia 2018, consideró que es momento para que se trascienda y se borren los estigmas de la famosa frase “Jugamos como nunca y perdimos como siempre”.

“Osorio puede pasar a la historia. No comparto lo que hace con el equipo en el terreno de juego, porque no es normal que no tenga un equipo base; sin embargo, tiene el plantel óptimo para lograr el quinto partido”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS