Seleccionados “europeos” sin brillo

Mexicanos en el viejo continente han perdido protagonismo en sus equipos; unos cuantos se salvan
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
30/12/2017
03:49
Édgar Luna Cruz
-A +A

[email protected]

El 2017 fue un año de muchos “asegunes” para los mexicanos que juegan en Europa.

Mientras algunos consolidaron su estancia y hasta la justificaron, otros perdieron gas, y los menos hasta se atrevieron a abandonar el viejo continente por sentirse “cansados”, porque consideraban que a los 28 años, su “vela” se había apagado.

La estancia en el futbol europeo es sinónimo de titularidad en el Tricolor, según lo ha dicho el mismo Juan Carlos Osorio, técnico nacional, “cuanto mayor sea el nivel de los jugadores que están en Europa, mayor será el nivel de la Selección”, dijo de cara al juego amistoso contra Bélgica.

Mas la realidad es que poco a poco hay menos “europeos” que sean base de sus equipos y más que apenas juegan, tanto por baja de nivel como por lesiones.

A este paso, sólo Hirving Lozano tiene un futuro promisorio en su estancia al otro lado del Atlántico, además de destacar lo que hace Andrés Guardado, quien a pesar de su veteranía, sigue a máximo nivel, “es muy importante lo que hace Andrés, ya que sigue probándose así mismo; y lo que sucede con Hirving nos habla de que lo que estamos haciendo al darle oportunidades a jugadores [las famosas rotaciones] está dando resultados”, añadió el colombiano.

Otro que ha mantenido la regularidad es Héctor Herrera, quien se ha convertido en capitán del Porto.

Quién más ha jugado es Guillermo Ochoa. El portero comenzó el año en España con el Granada y lo terminó en Bélgica con el Standard de Lieja; equipos que han sido mancillados por las delanteras rivales, pero en donde al final, siempre se destaca la actuación del cancerbero mexicano.

Cuestiones a preocupar son las de Javier Hernández, principal goleador del equipo mexicano que por las lesiones y baja de juego, ha perdido su racha goleadora, y ya hasta hay quien dice que su estancia en el futbol del máximo nivel ha terminado.

O lo que sucede con otro indiscutible de Osorio, Héctor Moreno, quien se vino abajo en su cambio a la Roma de Italia, donde casi no juega.

Así que estar en Europa no debería ser sinónimo de titularidad, ni siquiera de estar en la lista mundialista. Queda este semestre para demostrar, para salir a flote y así, Juan Carlos Osorio decida, no sólo por el nombre, sino por el hombre.

Mantente al día con el boletín de El Universal