De acuerdo a reglamento, Pulido debería ser sancionado en Chivas

El jugador viola reglas internas del club al salir en fotos impropias, sin sanción
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
25/10/2017
02:30
Christian Mendoza
-A +A

Si el Guadalajara implementara su reglamento interno al pie de la letra, Alan Pulido no recibiría 90% de su salario el siguiente mes para cubrir la sanción a la que hubiera sido acreedor, luego de las fotografías que circularon en redes sociales y los medios, en las que se observa al delantero de fiesta.

Según el documento, en su undécimo punto, “los jugadores tienen la obligación de llevar un régimen ordenado de vida, tanto en lo privado como en lo profesional, todo encaminado a conservar las buenas condiciones físico-atléticas...”

Pulido trabaja en la rehabilitación de la lesión en el isquiotibial de su pierna derecha y aunque según el CEO de Chivas, José Luis Higuera, “no infringe nada, porque no está jugando”, sí fue en contra del reglamento en el que se añade que “quedan prohibidos todo tipo de excesos [que sean captados por la prensa o por cualquier tercero] ingiriendo bebidas alcohólicas y tabaco, subir o permitir que suban fotos inapropiadas, ya sea alcoholizados o con comportamientos inmorales.

La directiva rojiblanca asegura que Pulido no consumió alcohol, pero según sus reglas, la fotografía del delantero dando de beber a un tercero podría ser tomada como una conducta que afecta la imagen del club, además de que castiga el “frecuentar centros nocturnos, bares, cantinas y fiestas”.

“Es un horario tarde y si no toma, no está infringiendo la parte deportiva”, añadió Higuera en ESPN. “No está concentrado y se les da la posibilidad de tener más flexibilidad”, aunque no especificó el caso de aquellos jugadores que están en rehabilitación.

En la parte de sanciones, en el segundo punto, se indica que quien infrinja el reglamento tendrá que “pagar una multa equivalente a 90% de su salario mensual, según lo establecido en su contrato, si son publicadas imágenes en las que aparezca realizanco conductas contrarias a la moral y buenas costumbres”. Al final, el Guadalajara optó por no sancionar y el jugador salió ileso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS