Griffin... Peach Bowl a una mano

Shaquem cierra su etapa como colegial con un trofeo y la mira puesta en la NFL; el defensivo espera el Draft
Shaquem sufrió la amputación de la mano a los 4 años (DAVIS. USA TODAY SPORTS E INSTAGRAM)
03/01/2018
00:21
Ramón Treviño
-A +A

[email protected]

Shaquem Griffin ya terminó su paso por el futbol americano colegial y apunta a la NFL.

El linebacker de la Universidad Central de Florida (UCF) concluyó la temporada con el Peach Bowl en su poder y una excelente actuación para sorprender a Auburn, que llegaba como máximo favorito para alzar el trofeo en Año Nuevo.

El año 2017 estuvo lleno de grandes presentaciones de Griffin, quien tuvo un total de 74 tacleadas, siete sacks, una intercepción, dos fumbles forzados y uno recuperado. Buenas cifras que cualquier equipo profesional estaría dispuesto a seleccionar.

El defensivo logró todo esto con una sola mano.

Cuando Griffin tenía 4 años de edad, pasó por el quirófano; le amputaron la mano izquierda, por síndrome de banda amniótica. De acuerdo con una entrevista en Sports Illustrated, su madre lo encontró en la cocina con un cuchillo y dispuesto a cortársela él mismo, semanas antes de la cirugía.

El deporte siempre fue una prioridad para Shaquem, sin importar las complicaciones que enfrentaría. Su hermano gemelo, Shaquill, y él han sido inseparables. Ambos consiguieron una beca para portar el uniforme de los Golden Knights de UCF.

Los dos Griffin, de 22 años de edad, crecieron con el ovoide y destacaron con el conjunto de la Florida.

Shaquill, quien se desarrolló mejor como cornerback, se le adelantó en el camino, ya que el año pasado fue seleccionado por los Seahawks de Seattle en la tercera ronda del Draft.

Ahora, es el momento de Shaquem de dar el salto al deporte profesional, después de cuatros años de mostrar su capacidad.

Del 27 de febrero al 5 de marzo, se llevará a cabo el combinado de la NFL, donde los jóvenes atletas exponen sus mejores aptitudes para llenar los ojos de las franquicias más necesitadas.

Jim Abbott fue un pitcher zurdo de Grandes Ligas que no tenía mano derecha. Jugó 10 años en la MLB y en cuatro equipos diferentes. El ex pelotero fue una gran influencia para el linebacker. “Si mantengo lo que hago, crearé un mejor futuro para alguien más. Tal vez puedo ayudar a un niño que pueda ayudar a otro y que éste después ayude a mil niños”, dijo Griffin a Sports Illustrated en noviembre de 2017.

El 26 de abril se celebrará la primera ronda del Draft de 2018. Probablemente no veremos al oriundo de Florida ese día, pero sí escucharemos su nombre durante el fin de semana. Ningún equipo dejará pasar la oportunidad de tener el talento único de Griffin sobre los emparrillados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios