El Super Bowl tendrá batalla entre roomies

Inseparables en la universidad, Stephon Gilmore y Alshon Jeffery chocan por el Vince Lombardi
Jeffery (arriba) es receptor; Gilmore, cornerback (FOTOS: USA TODAY SPORTS Y AP)
31/01/2018
03:50
Ariel Velázquez / Enviado
Minneapolis.
-A +A

[email protected]

Por tres años consecutivos (2009, 2010 y 2011), Stephon Gilmore y Alshon Jeffery despertaron la mayoría de las mañanas en la misma habitación del dormitorio de la Universidad del Sur de Carolina, en la que ambos estudiaron y jugaron.

Apenas unos cuantos centímetros separaban las camas del cornerback de los Patriots (Gilmore) y el receptor de Eagles que el domingo volverán a estar a una distancia similar cuando se enfrenten en el Super Bowl LII.

Nativos del mismo estado (Carolina del Sur), Gilmore y Jeffery formaron parte del mismo reclutamiento que hicieron los Gamecoks y que los llevó a formar un vínculo que se mantiene.
 

Jeffery es padrino de boda de Gilmore y por primera vez se enfrentarán en un partido.

“Nos conocemos bien, pasamos mucho tiempo juntos y en los entrenamientos de la universidad constantemente teníamos batallas. El domingo volveremos a tener otra. Nos olvidaremos de la amistad y atenderemos el negocio. Estoy deseando que llegue ese momento, Tengo muchas ganas de salir y jugar el Super Bowl, ayudar a que mi equipo gane el partido”, declaró Gilmore.

Como sucede en largos periodos de convivencia, ambos jugadores llegaron a odiarse por momentos y a molestarse hasta por la forma de respirar del otro.

“Se vuelve un reto estar tanto tiempo con una persona. ¡Vamos! Por más que pueda ser tu amigo, hay cosas que te molestan con el tiempo, pero debes ser inteligente para tratarlas y tanto lo que ocurre en el campo o en el cuarto, que se quede ahí”, señaló Jeffery.

Al ser reclutas de la clase 2009 del Sur de Carolina, el defensivo y el receptor se desafiaron en todos los entrenamientos para incrementar su nivel de juego y ayudar a su equipo a encarar el calendario de la conferencia SEC, uno de los universitarios más demandantes.

“Los juegos se ganan en los entrenamientos. Si preparas a tu compañero con lo mejor que tienes, es hablar de un trabajo de equipo, es buscar el bien común”, mencionó Alshon.

Durante su etapa en la preparatoria, Gilmore fue quarterback, lo que fue tomado en cuenta por su universidad, ya que en algunos partidos lo utilizó como pasador en la formación wildcat. De hecho, completó un par de envíos con Jeffery, para 69 yardas.

“Creo que los únicos pases que hice con el Sur de Carolina fueron con Ashley. Entonces, un pedazo de esa gloria —risa irónica— es de él también”, dijo Stephon.

Gilmore fue tomado por los Bills con la décima selección global de 2012. Pudo haber enfrentado a su amigo en 2014, cuando Buffalo visitó Chicago, pero por una lesión en la muñeca se ausentó del partido, en el que Jeffery tuvo cinco recepciones, para 71 yardas.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS