Eagles alza el vuelo ante los Broncos

Filadelfia se va a su semana de descanso con la confianza a tope, tras darle una paliza a Denver
Wentz, con sus 4 envíos de TD, llegó a 23 y lidera la Liga en este rubro. (BILL STREICHER-USA. TODAY SPORTS)
06/11/2017
03:38
Filadelfia.
-A +A

Carson Wentz juega como todo un veterano experto. Maneja a la perfección los tiempos de su ofensiva, analiza las estretegias de sus rivales y les pega justo en sus puntos débiles.

El quarterback de los Eagles de Filadelfia hizo cuatro envíos de anotación para derrotar a los Broncos de Denver por paliza 51-23.

El corredor Corey Clement ayudó a Wentz, pues logró tres touchdowns más, ante una defensiva que llegaba al Lincoln Financial Field como la más poderosa... ni se notó.

Los Eagles (8-1) consiguieron su séptima victoria consecutiva. Entran a su semana de descanso con la mejor marca de la NFL.

“Estuvimos equilibrados, tanto en el juego aéreo como en el terrestre. Fue una gran victoria en equipo”, comentó el pasador tras la victoria.

Wentz completó 15 de 27 pases para 199 yardas y no lanzó intercepción.

“Nos sentimos muy afortunados con nuestro rendimiento. Tenemos grandes estrategias que aplicamos a la perfección en los juegos”, agregó.

Wentz aceptó que toavía tiene cosas por pulir, ya que hubo jugadas en las que pudo tener más precisión.

“Estamos en un gran momento [para descansar]. Es justo la mitad de la temporada, necesitamos despejar la cabeza y tomar un respiro”.

Del lado de Broncos (3-5), el quarterback Brock Osweiler hizo su primer inicio como titular desde que se reincorporó al equipo en septiembre, esta vez completó 19 de 38 pases para 208 yardas, con pase de anotación y dos intercepciones.

Denver sumói su cuarta derrota consecutiva y la quinta en los últimos seis partidos.

La defensiva de Broncos permitió 419 yardas de los Eagles y su eficacia continúa en picada, ya que comenzaron la campaña como la más potente de la Liga.

Osweiler dio muestras del porqué no fue nombrado pasador titular en los Browns de Cleveland o en su retorno a Colorado, ya que nunca encontró un equilibrio en su juego y fue incapaz de encontrar huecos en la retaguardia de Filadelfia.

Si el paso de Denver va en caída libre, la próxima semana tendrá una prueba igual o más complicada que ayer, ya que recibirán a los campeones del Super Bowl: Tom Brady y los Patriots de Nueva Inglaterra, que cuentan con un registro de 6-2. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS